Así inició todo. Una mañana de amor.

1.3K 0 0
                                    

A ella la conocía desde hace mucho tiempo. Había sido mi gran amiga; mi amiguita. Sofía, nos empezamos a confundir. Riéndonos de todo, siempre estuvo para mí y yo para ella.
Me hacía tiritar cómo no se imaginan y eso que a través de de la pantalla del móvil.
Después de tanto. La llegué a ver después de misa.
Fue nervioso ese momento. Ella es bella sin medida. Verla en el parque frente de mí era majestuoso.
Al principio no sabía si ese día pedirle que fuese mi novia.
Era casi inexplicable, pero las ansias me ganaron, me le acerqué de a poco, le tome las dos manitos tan pequeñas y le dije:
Quisiera ud ser mi novia?
-tengo que responder?
-sí
Ese instante fue tan maravilloso, que lo primero que hice fue abrazarla.
Y de a poco un beso, en el cual mis labios temblaban. Pero ella estaba allí con su blanca sonrisa y sus labios rojos de París.
La tomé de la mano, salimos de parque. La dejé en la casa pastoral, nos despedimos con un beso en la Mejía.
Después de eso me sentía a 20 cm del suelo. Pensar en lo inefable que es ella.
Y lo dulce que fue besarla.
Existen momentos mágicos en nuestras vida. Que el tiempo no puede borrar.
Por la tarde hablé con ella. Era imposible no dejar de reírme como tonto con el móvil.
Pues distante, no tan lejos. Estaba detrás de un aparato tecnológico, ella, mi chaparrita.
Pasaban los días.
Y todo era perfecto.
Sentía que cada libro que leía tenía reflejada nuestra historia que apenas iniciaba.
Cada final de ellos me lo imaginaba con Sofi, mi Sofía, era imposible dejar de pensarla. Y a cada segundo, a cada suspiro, porque no sé si alguna vez han  visto un hermoso atardecer, pues de esa manera se había quedado impregnada en mi memoria, haciéndome vivir de sus besos y sus cálidos abrazos.
Cada vez texteabamos, el ambiente era como el de las novelas de Benedetti.
Y lo poema de Neruda. Cómo no pensarla en cada segundo de mi existencia.
Si con tan sólo un mensaje hacía que mi mañana o tarde, madrugada o noche. Mi vida se llenara de los colores del arcoiris.
Siempre la soñaba.
Y en olvidarla no pensaba.

Amor sin terminar.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora