Capítulo 11

4.2K 307 29

Cerré la puerta detrás de mí y apoyé mi espalda en ella.

Mi respiración seguía acelerada y tenía las mejillas calientes. Cerré los ojos.

¿Qué demonios había pasado?

Me acerqué al lavabo para lavarme las manos y la cara con agua fría.

La manera en la que me había mirado Dylan me daba escalofríos. Hacía que una sensación recorriera mi espalda, una que no había sentido antes.

Me hacía sentir indefensa, lo cual no me gustaba mucho.

Aunque tampoco es que fuera así todo el tiempo. Normalmente simplemente hablábamos, nos hacíamos bromas, nos reíamos... No me hacía esto.

- ¿Crystal? -me llamó Dylan mientras llamaba a la puerta del baño- ¿Estás bien?

Me sequé las manos y abrí la puerta.

-Sí... -me pasé una mano por la frente- Es sólo que me siento un poco enferma, creo que voy a volver a mi habitación.

Espero que no se notara que estaba mintiendo.

Dylan me miró con el ceño fruncido y con una expresión de que no lo entendía. Luego asintió lentamente y me dejó pasar.

Volví lo más rápido que pude a mi habitación.

***

El resto de los alumnos llegaron antes de lo previsto. Ashley no parecía muy emocionada, sólo se quejaba de que le dolían mucho los pies mientras se hacía un masaje a sí misma. Estábamos sentadas en la cafetería del hotel

-¿Y qué has hecho mientras estaba fuera rompiéndome los pies? -me preguntó.

- Pues pasando el rato con Dylan o durmiendo.

-¿Pasó algo interesante?

-No... -intenté sonar lo más indiferente posible mientras me miraba las uñas.

Seguramente me habría hecho un interrogatorio sobre que había hecho con Dylan,  pero parecía demasiado ocupada con sus doloridos pies. Me estaba empezando a preguntar si la gente le estaba mirando a Ashley por estar descalza en un sitio público, aunque ni que fuera a importarle a ella.

-¿Y vosotros? ¿Qué hicisteis? -le pregunté luego.

- Hicimos una caminata. No sé si merecía la pena haberme escapado del castigo, porque para soportar algo así...-después me miró con cara confundida- Por cierto, ¿Qué le pasa a Anthony últimamente? Está muy borde y raro.

- ¿No será que le gustas? -le dije después de una pausa.

Me miró con los ojos abiertos y luego se puso a reír.

- ¿Yo a Anthony? -dijo entre carcajadas- Crystal, eso es imposible.

- ¿Por qué es imposible? Entonces explícame porqué se pone tan borde cuando estás con Connor.

Volvió a poner el ceño fruncido y se quedó un rato pensando. Luego pareció comprender algo y se pasó la mano por la frente.

-Joder... ¿cómo no me había dado cuenta?

Yo no tenía ni idea de que estaba pasando. ¿De qué no se había dado cuenta? ¿Le gustaba a Anthony o no? 

Justo cuando iba a preguntarle se levantó y salió corriendo. Al parecer ya no le dolían tanto los pies...

***

PUNTO DE VISTA DE DYLAN

Estaba jugando al ajedrez con Anthony en la única mesa de la habitación. Bastante patético, pero en este hotel era un reto vencer el aburrimiento.

¿Por qué no sonríes?¡Lee esta historia GRATIS!