Metales Impuros

898 183 41

Pareja: Bakugou Katsuki/ Midoriya Izuku

Disclaimer: BnHA no me pertenece.

Advertencia: Corazones Desmontables AU. KatsuDeku AU.

Resumen: Una tarde Bakugou Katsuki roba su corazón, pero está bien. Él tiene el de Kacchan después de todo... O mas bien lo que queda de él.

★★★★★

I.

La primera vez que ve el corazón de alguien más es a los cuatro años, las pequeñas manos de Kacchan son sudorosas, las palmas brillantes y los dedos inquietos.

Kacchan sonríe, e Izuku al no saber qué hacer sonríe de regreso, por alguna razón el corazón en su pecho se expande y reacomoda extrañamente.

Esa es la primera vez que sucede.

.

Cuando tiene cuatro años, está siguiendo a Kacchan por el bosque, el cabello le brilla como el trigo que le gusta ver a su madre en la televisión, cuando ella llora por el esposo que no está, y se excusa que fue la escena en la televisión.

Es así de simple, el seguir a Bakugou Katsuki.

  ★  

II.

Un día Kacchan saca el corazón de su pecho y lo pone en una caja, solo están él, Kacchan y la luz mortecina.

—Los héroes no necesitan un corazón —y mientras tanto se forma una mancha oscura en la camisa blanca de Kacchan— solo me estorbaría.

Entonces la masa de venas y arterias cae en la caja de madera con un peculiar sonido metálico.

Izuku cree que está llorando. (No sabe si él o el corazón).

Pero en cuanto sus manos se estiran para llevarse el corazón de Kacchan consigo... Para ese entonces, Kacchan lo ha lanzado contra la pared, la parte posterior de la cabeza le duele, y la quemadura en el brazo hace que su piel huela extraño.

Y la caja está cubierta de tierra.

Tierra negra y congelada.

III.

A los 10 años, salta la reja que alzaron los de la constructora.

Sus rodillas se lastiman al caer al otro lado, y los tobillos no resisten su peso, Izuku piensa que si tuviera un Quirk todo sería diferente, si tuviera uno, es posible que Kacchan no estuviera cada día hasta el amanecer en el medio del bosque.

Entrenando con su brillante Quirk, aprendiéndolo a manejar con nada más que su propio ingenio, su propia estrategia y sus propias tácticas... el cuaderno de Izuku, lentamente se llena con páginas de Bakugou Katsuki. Con dibujos de la madera que ahora está en cenizas en el bosque, con las marcas que dejan sus manos contra el suelo, y con la sangre de Katsuki que mancha lentamente el verde las hojas.

Izuku se arranca las uñas de las manos intentando desenterrar la caja de madera, arañando la tierra, esperando encontrar un pedazo de tabla y engranajes oxidados.

Al final, sangrante acuna el corazón de Kacchan entre los dedos, y vuelve a saltar la valla.

No mira atrás ni una sola vez.

.

Al día siguiente toda esa parte ha sido recubierta por una gruesa capa de cemento.

Impure Metals¡Lee esta historia GRATIS!