ENTRE CENIZAS

1.3K 120 38


¿Cuántas veces lo había visto suspirar? ¿Cuántas veces había visto ese brillo especial en esos ojos caramelizados? ¿Cuántas veces tenía que aguantarse las ganas golpear a ese patán que lo tenía en brazos?

-Tan ardiente...- Suspiro Tony por billonésima vez, su vista enfocada en aquel hombre cubierto en llamas que alardeaba su poder sabiendo que su mechita lo admiraba como siempre durante el entrenamiento.

-¡¿No deberías estar ayudando a Richards y a Banner?!- Reclamo Steve, también se dirigía a entrenar al gimnasio cuando se topó a Tony con la baba caída mirando al tal Johnny Storm, no podía evitar los celos por aquel hombre, a nadie le gusta ver a su ex enamorado de otro.

-¡¿Perdón?! ¡¿Tú quién eres para decirme que hacer?!- Tony miro con fastidio al Capitán, las miradas desafiantes de ambos lo decían todo.

-¡MECHITA!- El grito de la Antorcha Humana saco al genio de su pelea visual contra Steve, no se había dado cuenta de que su Johnny salió de la habitación especial que usaba para entrenar. -¡VEN AQUÍ AMOR!-

-¡LLAMITAS!- Tony corrió a sus brazos dejando a un furioso Steve detrás. -¡TE ESTUVE ESPERANDO AMORCITO!- Ambos caminaron al lado contrario, mientras Tony se aferraba al brazo de su rubio, este dio una rápida mirada de burla al Capitán quien rechinaba sus dientes del coraje casi a punto de quebrarlos, la toalla que tenía en sus manos para secar el sudor del entrenamiento acababa de ser desgarrada, algún día le apagaría el carbón a Johnny Storm, a puros golpes...

Fue hace un año que derrotaron a la mayor amenaza que la tierra había recibido, Thanos, para ello hizo falta de toda la ayuda súper heroica posible llamando no solo a los Vengadores, incluyendo a los perdonados fugitivos y el regreso de Hulk y Thor, grupos como Los X Men y Los 4 Fantásticos se unieron a la pelea, héroes en solitario como El Hombre Araña, Dr. Strange y la Capitana Marvel también apoyaron la causa, no solo con eso la ayuda también había caído de afuera, Los Guardianes de la Galaxia brindaron su apoyo siendo los únicos con conocimiento sobre ese titán loco.

Todos dieron lo mejor de sí hasta asegurarse de que la tierra estuviera totalmente a salvo, una vez que cantaron victoria todos los grupos y héroes aliados quedaron en un tipo de amistad donde acordaron estar en contacto constante sobre todo para asegurar el futuro de la tierra y el universo, una vez que todos regresaron a sus respectivos hogares no paso mucho para que unos y otros terminaran contactándose, algunos como Reed Richards que había quedado con Tony Stark y Bruce Banner en colaborar en algunos proyectos interesantes.

Empezó solo con el Señor Fantástico apareciendo de vez en cuando en el cuartel de Los Vengadores, Steve no vio nada malo en eso, pero Tony se la pasaba entretenido con ambos científicos que casi no lo veía, creyó que después de la pelea con Thanos tendría la oportunidad de acercarse al castaño y volver con él, no conto conque durante ese proceso habría tantas distracciones para el genio, la peor de todas había llegado y era Johnny Storm, La Antorcha Humana, un día que Richards había llegado con todo su grupo entre ellos ese patán que desde la Guerra Infinita ya tenía los ojos muy puestos en Tony, si Steve antes no lo noto fue porque no era el único; Wolverine, Dr. Strange y Star Lord también tuvieron demasiada cercanía con el genio, pero al final estos volvieron a sus hogares, dejaron de ser una amenaza para Steve, pero esa tranquilidad no duro mucho tiempo.

-Se parece un poco a ti...- Comento Natasha sentada al lado de Steve. Los 3 se habían reunido en el gimnasio para entrenar pero al ver el decimoquinto saco de arena destrozado de Steve, Bucky y Natasha pararon al rubio y sacar sus mejores clases de terapia entre amigos.

-Solo que no es tan rubio y parece más divertido...- Agrego Bucky, al otro lado.

-Gracias Buck, eres un gran amigo...- Si algo había aprendido Steve de Tony era el sarcasmo. –Es enserio, ese... ese... maldito de Storm no le conviene, es un mujeriego de lo peor...-

ONLY ONE!¡Lee esta historia GRATIS!