"El amor te ha vuelto valiente, Lauren."

5.4K 639 87

ADVERTENCIA: Abuso y homofobia.

Camila había argumentado que se quedara una semana entera sin ir a la escuela, para que Lauren pudiera recuperarse del todo, sin embargo ella decidió que serían dos días. Perdió dos días de escuela para después llegar con la cabeza en alto, luciendo los moretones con una historia de mierda que nadie realmente creía pero que nadie cuestionaría.

Y justo como Lauren dijo, y con una actitud displicente Camila sospechaba que este tipo de cosas era las que siempre hacía. Y era algo que de hecho hacía que la joven Cubana se sintiera realmente incómoda.
Pero Lauren no abandonó la idea de regresar a la escuela y cada argumento que Camila decía era refutado por la inteligente boca de su novia.

Así que para el jueves Lauren se encontraba en la escuela con una novia hirviendo de coraje y un labio hinchado que estaba a punto de empezar a arder. Podía lidiar con su labio inflamado, pero, ¿el enojo de su novia?…Era una historia diferente.

Camila instantáneamente se despidió de la ojiverde en cuanto llegaron a la escuela, con una estúpida historia sobre tener que quedarse con su maestro de música después de la clase pues estaba teniendo dificultades con algo. ‘La superestrella internacional estaba teniendo problemas en su clase de música’. Lauren simplemente viro los ojos y dejó a la morena vagar fuera para que pudiera refrescarse.

La única razón por la que Camila estuviese tan enfadada era porque Lauren había sugerido ir a casa después de la escuela, cosa que sabía que tenía que hacer, antes de que Theo, su primo, mencionara algo sobre su papá, de lo que ella ya era consciente.

Ésta era una parte de su vida que Lauren había aceptado. Le tomó cinco años pero se dio cuenta de que pelear solo la hacía estar más preocupada. Los moretones eran más grandes y las humillaciones lo era el doble cuando peleaba contra él.

Por lo que Lauren se fue a casa, pero, conseguir el pasado…Para Camila era como intentar perforar a través de una pared de titanio reforzado.

La ojiverde vio cómo su morena favorita desaparecía entre las puertas de entrada de la escuela antes de desviarse hacia Lucy en el lugar que, usualmente, su amiga ya se encontraba preparada con un cigarro de marihuana solo para ella.

“Bonitos moretones”,  Lucy sonrió burlona. “No sabía que Camila tuviera fetiches.”

“No los tiene, carajo”,  Lauren mostró una pequeña sonrisa a su amiga, algo que seguía sorprendiendo a Lucy pues, antes de que  la joven Cubana llegará a sus vidas, todo lo que Lauren podía ofrecerle era un «Adiós». “Me peleé con el sujeto equivocado”. La ojiverde se encogió de hombros.

“Camila me dijo que estabas enferma.” Comentó Lucy.

“Sí bueno, estoy aquí por el momento. Está molesta por qué vine a la escuela.”

“¿Alguna vez no pelean?”

“Me perdonará para el final del día”, Lauren evadió el comentario de Lucy.
“No puede estar enojada conmigo”.

“Por favor”, Lucy rodó los ojos. “Tú no puedes estar enojada con ella. Ella puede ignorarte hasta que le ruegues por atención. Te has ablandado”.

“Cierra la maldita boca”.

Camila se acercó a Dinah con decisión en cada paso que daba, sus pies golpeaban tan fuerte el piso que la Polinesia prácticamente podía sentir la tierra moviéndose debajo de ellas, por lo que sabía que el ánimo de Camila había empeorado durante esos días.

“No tengas novia”. La cubana resopló abrazando los libros contra su pecho. “Son perras tercas, cabeza dura.”

“Finalmente, alguien que me entiende.” Dinah sonrió antes de arquear una ceja hacia su pequeña amiga. “¿Ahora que hizo la reina de ojos verdes?”

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!