"Pero no eres una bruja malvada, ¿verdad, Lauren?"

5.6K 725 91


Ally estaba esperando a Camila en su casillero al día siguiente en la escuela, sorprendida de no encontrar a Lauren cerca de la joven cubana. 

Una parte de Camila solo quería olvidar lo que la noche anterior había pasado y estaba increíblemente cansada debido a que se había levantado tan tarde con Lauren, pero sabía que no aparecer en la escuela sería peor. Necesitaba hacer control de daño con Ally. 

"¿Dónde está Lauren?" Fue lo primero que preguntó la chica mayor cuando Camila se acercó a ella con los hombros encorvados.

"Dormida en mi casa, se quedará allí hasta la próxima semana".

"Ella te dijo quién lo hizo?" Camila asintió. "¿Vas a ir a la policía?"

"Es mucho más complicado que solo reportar a esta persona, no puedo hacerlo. Le prometí que no lo haría".

"Ella está siendo maltratada, Camila," los ojos de Ally miraron fijamente a su amiga con una mirada incrédula. "Necesitas decirle a alguien ".

"Estoy diciendo que," suspiró Camila. "Mira, es su primo, ¿está bien? Él...la ha lastimado antes y lo hace cada vez que se acerca. Pero Lauren tiene hermanos, cuyas vidas dependen de que su padre mantenga su trabajo y su trabajo depende de su reputación. Tiene la idea de que necesita cuidar a su hermano y a su hermana antes de cuidarse así misma ".

"Eso es ridículo! Él debe estar en la cárcel, ¿y si él-"

"No lo ha hecho", la chica más joven cerró los ojos con fuerza ante la sugerencia del hombre que le estaba haciendo eso a Lauren. "Lauren es virgen. Ha hecho...cosas , pero nunca eso".

"Jesús, Cristo", Ally se pasó una mano por el pelo y se recostó en el casillero junto a Camila. "¿Qué vas a hacer?"

"Lo único que puedo", la chica más alta se encogió de hombros en derrota. "Ella se queda en mi casa cuando él está en la suya, no la quiero cerca de él".

"Esto explica...tanto ".

"Lo sé," asintió Camila mientras tiraba su bolso en su casillero. "Sólo...quiero hacer más. La quiero a salvo".

"¿Qué quiere ella?"

"Nada", cerró de golpe su casillero con un poco más de fuerza de la que necesitaba. "Ella quiere que lo olvide".

"Imposible.

"Tú dime."

"Jesús," Ally negó con la cabeza. "Tienes quince años , Mila. Esto no es algo con lo que debas tratar".

"Bueno, retrocede en el tiempo y dime que no me enamore de Lauren".

"En demasiado profundo ahora, ¿eh?"

"Es como...ya no importa nada, excepto asegurarme de que esté bien. Cuando me llamó esta mañana casi pierdo la cabeza".

"Lo vi."

"¿Qué debo hacer?" 

"Lo que sea que tengas que hacer, supongo," Esto llevó a la chica cubana a mirar a su amiga. "Mira, sé que ella te pidió que no le dijeras nada a nadie, pero si eso significa mantenerla a salvo..."

"Ella me odiaría". Camila suspiró. "Como realmente me odiara".

[...]

"¿Cómo es que me cuidas hoy?" Sofi levantó una ceja a la chica de ojos verdes que comía palomitas de maíz a su lado.

No es que no le gustara tener a Lauren allí, porque realmente lo hacía, pero era un día escolar y su padre siempre le había dicho que tenías que ir a la escuela los días escolares. Y pensó que Camila se había ido, por lo que Lauren no debería estar exenta de eso, pero aquí estaba sentada la amiga de su hermana viendo a Frozen con ella y comiendo comida chatarra que Camila nunca haría. 

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!