CAPITULO XV

436 84 12


POV WOOHYUN

Sentí como la cama comenzaba a moverse, abrí de poco mis ojos para mirar que estaba en la habitación de mi hyung, me incorpore de poco para mirar a mi pequeña brincar con su pequeño peluche favorito, uno que parecía mi hyung cuando fruncía sus labios y sus ojos se hacían dos líneas.

Sonreí como tondo al recordar aquel día que le había comprado aquel peluche, un pequeño hámster. Mire alrededor al no encontrar aquel hámster que era mío.

— Papa Gyu dijo que iría a encontrarse con una mujer — comento como si nada mi pequeña, mientras se aferraba a su peluche —

— ¿con una mujer? — pregunte confundido —

— Si, papa Gyu tomo tu teléfono y marco a un número que no dejaba de aparecer en tu teléfono —

Sentí mi pecho estrujarse, para mirar a mi pequeña acercarse a mí y mirarme con tristeza.

— ¿Dejaras a papa Gyu? — pregunto con sus lindos ojos cafés lleno de tristeza—

— Claro que no amor, amo mucho a Sunggyu como para dejarlo —comente sonriente —

— Entonces ¿Quién es esa mujer que no dejaba de llamarte? — pregunto con un puchero y sus brazos cruzados —

— Nadie importante — dije mientras me incorporaba y la tomaba en brazos —

Me encamine hasta la sala en busca de mi teléfono, pero no lo encontraba, deje a mi pequeña en el mueble para seguir buscando.

— Papa ¿Qué buscas? — pregunto mientras me miraba curiosa —

— Mi celular cariño — dije mientras seguía buscando —

— Papa Gyu lo tiene, dijo que lo ocupaba para que no te siguiera molestado esa mujer —frunció sus labios —papa Gyu dijo que no iba a permitir en que te alejen de él —

Me acomode a su lado para mirarla, aquello me hizo feliz, en saber que no estaba solo, en que tenía quien me ayudara, y sabía que ya había encontrado una familia desde que conocí a la familia Kim. Solo esperaba que mi hyung no le pasara nada, comenzaba a sentirme desesperado al no saber nada de él, en no tener teléfono me hacía pensar en cualquier cosa, mordí mi labio al mirar la hora, le había dado de desayuno a mi pequeña que después se había ido a jugar a su habitación.

Me entretuve limpiando los trastes cuando escuche la puerta, cierro la llave y me encamino con rapidez hasta la puerta para mirar a mi hyung en la puerta, sus ojos puesto en los míos que desvió enseguida.

— Hyung — susurre para acercarme y abrazarlo con fuerza — pensé que te había pasado algo, le mire negar y aferrarse a mi cintura —

— Solo quería ayudar — susurro, deje salir un suspiro y a sentir, para separarme y mirar su mejilla —

— ¿Quién te hizo esto? — pregunto mientras tomaba su barbilla y miraba su ojo morado, su labio partido, desvió su rostro para agachar su rostro — Sunggyu —

Le mire fruncir el labio, sus brazos cruzados, enarque una ceja para mirarle confundido, cuando la puerta comenzó a sonar, la abrí para verle como se ocultaba atrás de mí y abrir la puerta, para mirar a un chico alto de cabellera castaña, le mire quitarse los lentes y ver un ojo morado.

— ¡Mira lo que has hecho! — grito molesto, mire a mi hyung sobre mi hombro para mirar cómo se encogía en su lugar — ¡POR TU CULPA ME HAN ARRUINADO MI CARA! — grito molesto —

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!