Capitulo 1 - It's a hard days night

210 18 21
                                    


Soy un bastardo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Soy un bastardo. No realmente pues mis padres son mis padres y no soy adoptado. Sin embargo, debería serlo, prácticamente soy un extraterrestre para mi familia pero definitivamente no lo soy. Soy un bastardo porque estoy por partirle el corazón a una muchacha y realmente me da pena, pero no tanta pena. Comienzo a buscar mi ropa en el piso de su apartamento y accidentalmente pateo los vasos que otrora estuvieron rebosantes de alcohol. Si, estoy por hacer una salida vergonzosa, excepto que no siento vergüenza. Don't look back and never regret. Ese es uno de mis lemas. A veces no puedo evitarlo y pienso como si mi vida fuera una canción de rock. Pienso el verso perfecto que le cabría a un determinado momento y de esa manera lo enmarco para la posteridad.

La primera vez que pensé ese verso: "Don't look back and never regret" fue en el internado antes de que me expulsaran. Tenía quince años. Parte de mi si lamenta lo ocurrido pero no pude evitar ceder ante la presión del grupo. Esos malditos jugadores de futbol de mente cerrada y adinerada que solo se casan entre primos...Todavía recuerdo el hecho de que bastante borracho (había pagado por alcohol casero destilado del laboratorio de química) literalmente me abalancé sobre el micrófono y grité:

―¿Saben quién es realmente Gay? ¡Nathan Davidson! ¡Y lo sé porque me lo folle en el armario del sotano!.

Realmente me arrepiento de eso pese a mi lema. No es bueno que alguien te saque del closet a las trompadas y te exponga en la asamblea del colegio, pero estaba dolido en mi orgullo...el muy sorete me había roto el corazón a mi. Creo que la vida es un poco así, todos nos vamos rompiendo el corazón y decepcionando los unos a los otros pasando la bola dejando que el odio y el resentimiento crezca. Nathan Davidson me había ignorado luego de seducirme con sus miradas ladinas y se había quedado con el grupo de los bravucones en silencio. No podía soportar su silencio. Así que estallé de la peor manera posible. Después de eso mi padre me puso tutores en casa y no me habló por unos meses excepto para hablar del clima.

Yo no era gay, pero definitivamente era un personaje de Queer as folks. Me gustaba pensar, ¿Cómo explicarlo? Ser joven es tan confuso y hormonal -¿No me digan que no escucharon esa estúpida excusa en todas partes?-... en ese entonces me identificaba mucho con el capitán Jack Harkness y Ziggy Stardust. Él era pansexual, yo era pansexual. O como reza mi verso de David Bowie "You gotta make way for the homo superior" pero volvamos a mi salida vergonzosa del día hoy. El tintineo de los vasos al chocar entre si repercutió en la habitación pero la resaca que ambos teníamos era más grande que eso. La muchacha se quejó en la cama y su cuerpo esbelto se giró entre las sabanas de color rosa. Fue entonces que me puse a mirar realmente el cuarto.

Poster de 1D, poster de K-pop vaya a saber de que banda... y poster de gatito kawai que me miraba con cara de "Realmente eres un hijo de puta". La pila de peluches en el fondo era realmente más colorida que un arcoíris. "¿Acaso esta chica vive con sus padres?" fue el primer pensamiento que se cruzó por mi mente mientras subía mis pantalones. Miré el reloj de la mesa de noche y decía 7 am. Mi instinto de supervivencia siempre me llevaba a levantarme temprano cada vez que estaba en una situación como esta. Como dije...un bastardo.

Probablemente, mañana...  (Allan Woodhouse #1)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora