Ella descubrió que por mucho que amaba a Camila, tenía pequeñas características que la picaban un poco. Como cuando Camila sabía que Lauren estaba cansada, pero aun así insistía en tener más atención, como mordisquear el lóbulo de su oreja o simplemente hacerle cosquillas en la barbilla, haciendo que la chica mayor se rompa. Nunca era algo serio y Camila se enfurruñaría por unos minutos antes de que Lauren soltara un suspiro y se disculpara a pesar de no saber si realmente había hecho algo malo.

Ella también sabía que algunas cosas sobre sí misma molestaban a Camila. Como cuando Lauren simplemente tiraba la colilla de un cigarrillo afuera a su habitación o cuando la chica mayor decía algo malo sobre sus amigos. 

Lauren se dio cuenta de todas estas cosas, pero Camila simplemente no podía comprender que necesitaban espacio para poder aceptar esas pequeñas peculiaridades. Fortalecería su relación a largo plazo.

Es por eso que a Lauren le fue más fácil salir de la casa de Cabello que a Camila dejarla ir. Ella entendió un poco más que Camila sobre su relación.

Camila, por otro lado, odiaba cuando Lauren se iba porque la casa al instante perdia algo de carácter. Cuando Lauren estaba cerca, siempre se peleaban entre ellas o se besaban o simplemente hacían cualquier cosa para ocupar su tiempo. Se había acostumbrado a tener a Lauren todo el tiempo que cuando no estaba...se sentía algo incómoda. 

Y ella sabía que tal vez eso no era saludable para ella y tenía la sensación de que Lauren también lo pensaba, así que dejó que la chica mayor desapareciera por la puerta sin demasiados problemas esta vez.

Pero eso no significaba que no se sintiera como una mierda absoluta estar en una casa tan grande con una hermana pequeña dormida y el eco de la habitación como su única compañía.

Decidió irse a su habitación y tal vez intentar dormir un poco a pesar de su falta de agotamiento. Estaba completamente despierta.

Camila resopló mientras se tiraba en la cama y miraba su techo. Esto era malo ¿Cuándo la vida sin Lauren se volvió tan aburrida?

Recordó que la música siempre había sido lo único que realmente la mantenía entretenida antes de que el estrellato la golpeara y decidió que la música tendría que funcionar ahora. 

Saltó de su cama y empujó las cosas de su armario hasta que sus ojos finalmente se posaron en la vieja guitarra que su abuelo le había dado un año antes de que muriera. Definitivamente había visto días mejores con los arañazos que adornaban su apariencia externa, pero Camila sabía que las cuerdas aún lograban tocar música mágica.

Se sentó de nuevo en la cama y dejó que sus dedos pasara sobre las cuerdas, una sensación de calma se apoderó de ella mientras tocaba la guitarra con una melodía desconocida. Realmente no tenía sentido y ella sabía que no había letras, pero algo acerca de la melodía la atrajo.

Entonces ella decidió agregarle letras. Para hacerlo real.

Ella solía hacer esto todo el tiempo. Escribía canciones que ella esperaba que algún día fueran famosas, pero la realidad del estrellato la golpeó inesperadamente y cualquier idea que tuviera sobre ella disminuyó cuando estaba en medio de ella. Al negocio ya no le importaba tanto el alma en la música, solo el dinero que la música podía ganar. 

Ya no se trataba de expresar sentimientos, se trataba de vender el producto.

Y la industria había tenido suerte con Camila, era tan joven e ingenua al firmar su primer contrato que habría hecho casi cualquier cosa que le pidieran. Lo que ella hizo. Ella cambió su sonido completamente, de acuerdo con lo que ellos querían y rechazó su creatividad por completo. 

Ella se sintió aliviada a través de ella como una fuerte corriente mientras sus palabras cubrían la página, nada en orden, pero gran parte de ella salía directamente de su núcleo. Por eso había empezado con la música, este sentimiento de euforia cuando sus creaciones se convirtieron en un sonido que sentía complementaba sus oídos.

Y entonces sonó su teléfono. 

Y ella pensó en ignorarlo, pero recordó que su novia dijo que  le estaría enviando mensajes...pero no lo hizo. Camila miró la hora, sorprendida al descubrir que había estado tan fascinada con sus propias palabra que no había notado cuántas horas habían pasado. El reloj daba las tres y media.

Cogió su teléfono después de identificar el número de Lauren.

"¿Camila? ¿Camz? ¿Estás ahí? Dime que lo estás joder, por favor". Lauren estaba...llorando? 

Camila al instante dejó caer la guitarra en la cama y se levantó de ella. "Lauren, ¿qué está pasando? ¿Estás bien?"

"Camila-" Un sollozo retorció la voz de Lauren y el pecho de Camila se apretó físicamente ante el sonido.

"Cariño, necesitas decirme qué está pasando? ¿Dónde estás?"

"Yo-tú-esto-" Las palabras eran casi imposibles de pronunciar para Lauren mientras su garganta se cerraba. "Escuela, estoy en la escuela".

"¿Qué pasó? ¿Has estado bebiendo? Dios, dime que estás bien".

"No manejé, Camila, te juro que no lo hice. Yo solo-yo-joder, te necesito".

"Quédate ahí, ¿está bien? No te atrevas a moverte, ya voy".

Ally se detuvo afuera de la casa de Camila con la chica cubana que ya esperaba afuera de la puerta principal. Camila tardó unos segundos en subir al coche.

"¿Dónde está Sofi?"

"Ella duerme toda la noche, nunca se despierta, deberíamos volver pronto". Las manos de la joven estaban temblando y las puso juntas en su regazo. "Ella está en la escuela".

-----------------
Se vienen capítulos fuertes, así que preparadas!

Pregunta: en que año estudian, están en la uni? O están trabajando, en que trabajan?

Tienen alguna pregunta para mí? Haganla!➡

Casi son las 3am pero sentí que era buena idea publicar

Muchas gracias por votar y comentar, me ayudas mucho!!❤

Porfavor ayúdame a que este capítulo logré los 1000 votos!🙏

No seas una lectora fantasma tu apoyo hace que yo como traductora pueda seguir está fic!

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!