UN ÁNGEL PARA EL NIÑO

1.8K 155 47

[WINTERIRON + DARK STEVE]


El diablo viene en distintas formas. Eso fue lo que aprendí en mis años de vida, el diablo adopta diferentes medios para atormentar la tierra y hacer que almas en desgracia caigan a lo más profundo del infierno.

-¡F.B.I QUIETOS!- Mi equipo de alfas rodeo la mansión para comenzar el operativo, habían sido meses de investigación pero al fin descubrimos la farsa de los Stark, una familia que lejos de ser la más prestigiosa y pulcra como se decía escondía más secretos de los que pensamos.

-¡BUCKY AL ULTIMO PISO RÁPIDO!- Mi mejor amigo y compañero Steve me llamo alarmado por el comunicador, mientras mi grupo arrestaba a el personal de la mansión yo baje y lo primero que pude ver fue una inmundicia de sótano enorme, en el varios omegas desnudos y temblando de frío, varios alfas y betas acribillados, la orden era matar en caso de ataque, otros malditos solo agonizaban bajo la fuerza bruta de mi equipo. Rápidamente tomamos a los sobre vivientes y los pusimos a salvo, pobres criaturas, se suponía que solo era un caso más de tráfico de drogas y armas, pero como era de esperarse de una familia con demasiado dinero, sabíamos que las acciones e inversiones no generaban tales cantidades de dinero, la documentación de ingresos era falsa, era obvio que había más dinero viniendo de otro lado y así fue.

-Buck vamos arriba...-

-Tu quédate aquí Steve...-

Subí con un par de mis hombres y revisamos las habitaciones, entre los muebles, paredes y pisos huecos encontrábamos la suficiente evidencia de drogas y cuentas bancarias para arrestar a los culpables.

De pronto el sonido de disparos sonó en las ultimas habitaciones, una de ellas con llave y en donde pudo ser la detonación, mi equipo logro derribarla y dentro yacía en un charco de sangre los señores de la casa, María y Howard Stark quienes parecían haber preferido el suicidio antes que ser arrestados de por vida.

Ese era el fin, los sobrevivientes irían a la cárcel y los pobres omegas abusados recibirían la terapia y apoyo que necesitaran, estaba a punto de dar por finalizada la misión cuando nuevamente Steve llama a mi comunicador.

-Bucky estoy arriba...-

-Steve te dije que...-

-Estoy en la habitación #15... Tienes que ver esto...- 

Su voz sonaba agitada, algo me decía que esta familia tenía algo más. Fui a la habitación casi del otro lado de la mansión y efectivamente ahí estaba parte de mis hombres pero no estaba mi amigo. 

-Por aquí...- Dijo Sam y lo seguí, la habitación era oscura y no tenía absolutamente nada, no entendí que pasaba hasta que Sam me guio a un closet, no me había percatado que en el techo había una rendija, un pequeño pedazo abierto de donde Steve se asomó y me deslizó una vieja escalera que poco faltaba para romperse.

-No lo vas a poder creer...- Dijo Steve, mire sus ojos por un momento y estos estaban por poco de salir de sus cuencas ¿Que pasaba? Al subir lo supe.

El ático estaba limpio, rodeado de muebles pequeños y lleno de juguetes, estaba tan oscuro que era digno de una película de terror. ¿Por qué había cosas de niños? Cuando Steve iluminó el final del pasillo lo entendí.

-Un niño....- Gemí, era impresionante, un niño estaba encadenado a una cama, tenía a un par de mis hombres tratando de romper las esposas y las cadenas, el infante estaba pálido, vestía con apenas un par de pantaloncillos cortos y una camisola de manga larga, sucio, temblaba y por sus ojos rojos por el llanto, se podía ver el temor que sentía.

ONLY ONE!¡Lee esta historia GRATIS!