84

57.9K 6.6K 2.7K

Tomar decisiones siempre traerá consecuencias. YoonGi lo sabe mejor que nadie, es de humanos errar y es de enamorados querer proteger a esa persona que nos hace infinitamente feliz de todo lo que pueda dañarlo o herirlo.


Él siempre dijo que el amor era muy complicado, no se equivocó. Estar en una relación seria como la que tenía con JiMin en un pasado le parecía algo imposible, YoonGi nunca se sintió listo para poder amar a alguien más porque para poder lograr eso, antes debes aprender muchas cosas.


Amor por ti mismo, responsabilidad, entender que una vez estando con alguien de manera concreta, eres tú y esa persona, son dos, y si uno necesita del otro el apoyo y la confianza debe permanecer. Y para YoonGi eso era difícil, él era responsable, sin embargo lidiar con sentimientos era como manejar un arma, era peligroso ya que sus propias emociones eran complicadas, pero el que no arriesga no gana y aún con ello, aprendió a enamorarse de JiMin.


Pasó por mucho en el pasado pero no podía permanecer ahí, estancado en los momentos; cuando el rechazo de su padre mató una parte de él se dijo a sí mismo que no iba a volver a pasar por algo similar, que siempre iba a permanecer fuerte. "Lo que no te mata te hace más fuerte", era cierto, él logró salir adelante sin su padre, aún con el eminente rechazo siguió adelante y la vida le sonrió de la mejor forma, poniéndole en el camino a Park JiMin.


JiMin y él hacían un contraste muy notable, YoonGi podía aparentar ser la persona que no demostraba sus emociones, podría ser falto de expresiones de vez en cuando pero con JiMin cada uno de sus sentimientos se electrificaba y se llenaba de vida, junto a él sonreír era tan simple, junto a JiMin las cosas parecían ser más sencillas y en esos momentos en los cuales la incertidumbre invade cada parte de su ser siente que puede volver a caer en el infierno de la inseguridad y los miedos, porque él ya lo vivió y no quiere que JiMin pase por lo mismo.


YoonGi desea que cada persona que JiMin conozca o estime lo trate con la misma amabilidad y cariño con la que el rubio los trata, anhela que JiMin conozca solo el lado bueno de las cosas y que nada ni nadie pueda lastimarlo sin embargo el pelinegro sabe que la realidad es otra. Siempre existirán personas que tengan malas intenciones, el egoísmo es algo que cualquiera puede experimentar de la peor forma y JiMin, su JiMin, no era la excepción.


Cuando recibió la llamada de JiHyun una parte de su corazón quedó suspendida y llena de temor, uno de sus mayores miedos se hacía realidad y no era propio, era JiMin viviendo lo que él no le deseaba a nadie, era ver, sentir y vivir la realidad de la manera más cruel. Un rechazo siempre lastima, por muy pequeño e irrelevante que sea, y el rechazo de alguien que amas es como una dosis de veneno letal que infecta directo a tu corazón dejándote destrozado.


No necesitó escuchar nada más que un simple "JiMin" para sentir que su mundo se caía en pedazos, el deseo de correr y envolver entre sus brazos a su preciosa estrella que sufría de un gran golpe era enorme. Todos era tan injusto, era tan malditamente injusto que una persona tan preciosa como JiMin sufriera y viviera algo tan doloroso como el rechazo de parte de su propia familia, no había mucho que hacer. YoonGi pensó en los sentimientos que él experimentó cuando lo vivió, tristeza, por su puesto, esa emoción predominó pero nada como la decepción y la desolación, eran tantas cosas, rabia, temor, incluso odio.


Así que cuando tomó sus cosas no pensó en nada más que en JiMin. Su mente solo procesaba "JiMin, JiMin, JiMin", quería llegar a él y decirle que todo estaría bien aunque sonara sin sentido en esos momentos, quería decirle que no estaba solo y nunca lo estará, quería envolverlo entre sus brazos fuertemente y no soltarlo, limpiar sus lágrimas y besarlo, eso haría, cada una de esas cosas la llevaría a cabo, nadie iba a detenerlo; él se prometió estar para JiMin en momentos buenos y malos, porque el menor hacía lo mismo y por supuesto que no se trataba de una obligación, era por necesidad propia, como JiMin lo había dicho, era mutuo.

Tinder ◈ YoonMin¡Lee esta historia GRATIS!