1

1.5K 111 14

Estaba llegando al orgasmo, cogí del cabello liso de aquella chica que se me olvidó su nombre, la guíe a mi ritmo mientras succionaba mi pene erecto. Gemí al oír el ruido que se creaba entre el contacto de mi erección y su boca, y por fín, después de una última estocada que dejó mi glande metido en la boca de la tipa, llegué al querido orgasmo. Le hice tragar mi semen y, cuando lo hizo, me levanté para dejar un cálido beso en sus labios húmedos...
- Estas muy rico Mangel - dijo mientras me observaba con una mirada perversa -.

- Lo sé, y tu también guapa - dejé otro beso para salir de esa habitación y encaminarme hacia el instituto, que empezaba en pocos minutos.

En el recorrido a mi destino, pude fijarme en el chico de vestido rosado y con una carpeta entre sus manos guiándose hasta mi lugar de partida, ese chico me traía loco, mis ganas de follarmelo aumentaban con el tiempo pero, el hijo de puta no cae en mis redes ni mirando para cuenca. No pude evitar fijarme en su redondo y desarrollado culo, creándome fantasías de tenerlo cabalgando encima mía.

- Joder, otra vez... - miré mis pantalones que protegían otra nueva erección que se formaba, decidí ir rápido al baño del instituto para aliviarme pensando en ese llamado Rubén.

- ¡Ah...dios sí joder...! - Dije mientras hacía un vaivén con mi mano en mi polla de punta rojiza. Terminé por completo y decidí limpiarme con uno de los pañuelos que tenía en mi bolsillo, por mi suerte no ensucie mi vestimenta y eso me daba ventaja.

Salí de ahí y me dirigí al salón de actos donde se realizaría una pequeña reunión, no sé para qué era esa mierda, solo iba para ver a mi pequeño Rubén, me encantaba cuando le tiraba besos y guiños, dedicándome un redondeo de ojos y volviendo su vista al eje de atención.

Fui al salón y por mi suerte encontré a mi chico sentado solo en una de las butacas muy lejos del escenario. Aproveché para sentarme al lado suya y recoger toda su atención.
- Joder, qué pesado eres tío, ¿Podrías dejar de acosarme por una vez?

- Yo no te acoso bebé, yo te demuestro mi interés en tenerte. - dije dedicándole una sonrisa pervertida que lo hizo incomodar a mi vista. Puse una mano sobre su pierna descubierta por razón a aquel vestido rosado que tenía - ¿Sabes las ganas que tengo de follarte ahora mismo? - subí mi mano un poco más atravesando su espacio privado, apartó mi mano de un empujón y se retiró para coger otro asiento. Me levanté detrás de él cogiendole de la muñeca, lo giré y lo empujé hacía mí dejando pocos centímetros entre nuestros labios - ¿A dónde crees que te vas princesa? - no me respondió, me empujó de nuevo haciendo que me separe y siguió su camino hacia otra butaca. Intenté sentarme al lado suyo de nuevo pero fue acorralado por unos gilipollas que se sentaron al lado suya, y con gilipollas me refiero a Alejandro, mi ex, y sus otros amigos.

[ ✒ ]
Vieron que hice nueva historia E E E E, jejox tenía muchas ganas de hacerla por que a mi siempre me van estos rollos y fui inspirada por "adictos al sexo" el mejor fic de toda la puta historia, este es el primer capítulo, pronto subiré más con scm, ah les quiero, nos vemos muy pronto, chAO ♡

❝addict❞¡Lee esta historia GRATIS!