Entrenamiento

2.2K 164 2

Mia
Nunca pensé que ahora está fuera nuestra vida después de que todas estuvimos de acuerdo en pelear, Jhon nos dijo que debíamos estar en su casa el día siguiente y estar a las siete de la mañana, Sara y yo por fortuna no tuvimos clases y Val pidió permiso para faltar hoy; me desperezo y me veo en el espejo de cuerpo completo, mi tatuaje se ve muy bien debo admitirlo, me gusta,me pongo unos pantalones deportivos y una camiseta negra al igual que el pants con unos tenis, tomo el celular junto con mi bolsa y bajo a desayunar con las demás, Sara decidió volver a su casa para estar con su mamá y Oli aún que sea un rato así que la veremos en casa de los chicos, en cuanto al ventanal y todo lo que se rompió en la semana vendrá alguien para que lo reparé.

Por fortuna Shazta no resultó herido, y como no eh pasado mucho tiempo con el decido llevarlo conmigo.

Cada una nos fuimos en nuestros autos, pero ya que Luce no tiene auto se fue en el de Val junto con ella; y yo voy con Shazta en el mío, aparcó en la acera y voy a tocar la puerta.

-Vamos, abajo- le digo con dulzura a Shazta al abrir la puerta, se baja y nos dirigimos a la casa

-Hola- saludo a Xav sin una pizca de ánimo.

-Hey- mira a Shazta y lo acaricia un poco- Hola amigo, ¿Y las demás?

-Mis hermanas vienen detrás de mí en el auto de Val- le digo entrando a la casa junto a Shazta- Y Sara vendrá luego.

-¿Dónde está?

-¿Quien quiere saber?- le digo retandolo.

-Se que no soy la persona favorita de Sara- suspira- ni la tuya después de lo que pasó con Verónica, pero quisiera que iniciaremos desde cero todos, tu, Adam, yo y Sara. Y creeme yo no soy de pedir disculpas ni nada por el estilo soy un orgulloso de lo peor pero quiero que volvamos a ser amigos todos como en un principio.

-No es a mi a quien debés pedir disculpas si no a Sara- le informo.

-Ya lo eh hecho una y otra vez pero no me quiere escuchar.

-¿Y te has preguntado por que?, tal vez sea por lo del beso que le diste a Verónica después de besarla a ella y darle falsas esperanzas o tal vez sea por que nos mintieron, tú y Adam y no solo eso si no que nos pusieron a todas en peligro- le digo echa una furia, le iba a decir más cosas pero siento como Shazta me jala lejos de él y entonces doy por terminada la conversación; doy media vuelta y voy al patio de atrás y veo que es muy amplio, está conectado al bosque y por fortuna nadie nos puede ver.

Jhonathan al verme se me acerca y le digo que las demás están en camino. Cuando ya estamos todos nos explica Jhonathan que cada una va a tener un instructor.

-Muy bien, estaremos de la siguiente manera- nos explica- Sara con Adam, Xav con Luce, Stefan con Mia y Valeria conmigo- ninguno protesta ni nada y cada uno se va por su lado Stefan me lleva al interior del bosque y mientras caminamos le pregunté.

-¿Adónde vamos?

-Vamos a entrenar pero alejado de todo lo demás al rededor- dice señalando de dónde venimos- Toda esa basura escolar se queda haya y acá solo se piensa en la supervivencia ¿Ok?

-Si- no digo más por que lo que me dijo me lo dijo muy enserio y obviamente yo también me lo voy a tomar seriamente, Shazta me sigue y veo que estudia todo a nuestro alrededor- Y ¿que haremos primero?

-Primero vas a aprender a ser una con tu poder- me da la espalda para ir por unas cosas de la mochila, Shazta se queda a una distancia prudente, no quiero lastimarlo así que creo que es mejor que esté lejos de mí mientras entrenamos, estoy perdida en mis pensamientos que oígo como alguien me llama, miro a mi alrededor pero solo oigo el viento y luego vuelvo a oír que me llaman pero son muchas más voces; primero pienso que estoy oyendo cosas, hasta que me acerco a un árbol y al tocarlo oigo más fuerte las voces, los árboles eran los que me hablaban, me concentro en lo que dicen hasta que oigo a Stefan hablándome- ¿Escuchaste lo que dije Mia?

-¿No las oíste?- le pregunté mientras paso la mano por el árbol suavemente

-¿Oir que?

-Las voces- le susurró en respuesta.

-Yo no escucho nada- me dice, me vuelvo a concentrar y escucho que ahora no solo dicen mi nombre si no también el de Stefan y guardián- Mia

-Son los árboles, los escucho, dicen mi nombre y también saben el tuyo y saben que eres un guardián- le digo a Stefan mirándolo, sin perder el contacto con el árbol; su cara es de pura sorpresa- ¿Por que me ves así?

-Nunca oí de alguien que pudiera escuchar hablar a los árboles- farfulla y se le quiebra la voz ya ronca- ¿Que te dicen?

-Que se alegran de volver a ver a los guardiánes Gilbert- traduzco- Y volverme a ver a mi, a mis hermanas y a Sara. ¿Cómo es que nos conocen?

-No tengo idea, ¿Cómo hiciste para escucharlos?

-No tengo idea solo los escuché- me apartó del árbol y de repente escucho una suave melodía una y otra vez, la tarareo y cuando terminó de tocarla escucho como las aves a nuestro alrededor cantan lo mismo que yo- Es sorprendente.

-Si, tienes razón, creo que después de todo no necesitaremos entrenar por hoy.

-No.

-¿No?- dice estupefacto.

-Vinimos aquí a entrenar y eso haremos.

-Muy bien, si es lo que quieres- me dice y puedo ver en sus ojos orgullo- En ese caso empezaremos a calentar, correremos un par de kilómetros y luego haremos algo de ejercicio.

-Muy bien, en sus marcas, listos, fuera- lo escucho vociferar que soy una tramposa y solo puedo reírme ante eso.

Las Elegidas de la Naturaleza  #Wattys2019Donde viven las historias. Descúbrelo ahora