Ochenta y nueve

45 4 0

Como dije, no podía estar sin ti.

Por ello decidí perdonarte.

Ademas también fue mi culpa.

Nunca debí dar el primer paso para ser tu amiga con derechos.

De una amistad así nunca termina bien.

Pero me deje en claros algunas reglas:

Primero, nada de besos.

Segundo, nada de caricias.

Tercero y lo mas importante no interponer mis sentimientos por ti.


Para el novio de mi mejor amigaWhere stories live. Discover now