Ochenta y cuatro

46 5 0

Te visualice como mi príncipe azul.

Pero aprendí de que los príncipes no existen,

y los chicos son tan solo sapos.

Me hiciste creer que eras diferente a todos los chicos que conocí.

Y con el paso del tiempo descubrí lo que realmente eras.

Me enseñaste lo que es amar y sufrir a la vez.

Aunque, como la ingenua que era, esperaba que me amaras como yo te amaba.

Para el novio de mi mejor amigaWhere stories live. Discover now