Inter. III

345 25 4


Me siento más temerosa desde tu llegada, y no sé explicarme muy bien el por qué si ahora es cuando creo que mi vida se ha normalizado y se dirige por un camino un tanto estable después de mucho. Pero hay algo que sí sé y es que estoy segura de que mis nuevos temores tienen que ver contigo porque tú... tú, impredecible destello en medio de mis ruinas, eres la excepción.

Aunque no me parezca demasiado que lo seas. 

Porque, más bien, es arriesgado para mí que lo seas.




El llanto de una Azucena©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora