CAPITULO XI

555 90 25

"Quiero estar siempre a tu lado"

POV WOOHYUN

Sonreí entre cada beso que nos estábamos dando, mis brazos bien sujetos a su cintura, no quería que se separara de mí, sus manos acariciando mi cabello, mientras nuestras piernas se enredaban entre ellas, me separe un poco para admirar aquellas mejillas sonrojadas, y ver su sonrisa.

No dude en volver a tacar aquellos labios y seguir besándolo, olvidándome por completo aquella cena familiar, y la familia de mi Hyung esperándonos. Y aquel idiota, sonreí de alado para soltar sus labios y mirar aquel cuello, le mire por unos instantes, esperando a que no se enojara, le di un último beso y bajar hasta su cuello, aspirando un poco de su olor, olía maravilloso, lamí un poco la zona y succione con fuerza, escuchando un jadeo que provoco que cierta parte de mi comenzara a despertar.

— ¿Qué haces? — pregunto confundido —

— Marco mi territorio así ese idiota se dará cuenta que eres completamente mío—

Me gane un golpe en mi brazo y su rostro enrojecido, me acomode encima de él sus piernas a cada lado de mi cuerpo, mis brazos recargándose en la cama para no aplastarle por completo y volver atrapar sus labios, mordiendo esos jugosos labios que se estaban volviendo adicción para mí, atrapando su lengua al momento que me permitió de nuevo entrar a su boca, enredándose y jugando entre sus nuestras lenguas.

Sonriendo al escuchar esos lindos lloriqueos cuando la atrapaba y la soltada, cuando aquel pequeño jadeo salió por parte de mi al ya tener mi pene erecto por aquellos sonidos y aquel movimiento de caderas que SungKyu había hecho, sin darse cuenta.

— ­lo siento — susurro sonrojada y tapando su rostro, pensando que él aun no quería dar ese paso y lo esperaría — mi familia aún está aquí — dijo aun avergonzado, sonriendo al instante al saber que él me permitiría continuar —

— Lo sé, no are nada que no quieras — susurre, mientras quitabas su manos y le besaba —

Escuchando de repente el teléfono, mire la intención de levantarse, pero me negué, susurrando que su familia podía contestar o la contestadora, aun quería disfrutar de sus labios y ya después salir con la familia, o cuando su madre llegue, cuando aquel mensaje nos detuvo y nos miramos. El mostrándome unas mejillas sonrojadas y yo una sonrisa con doble sentido.

"Cariño, ya nos hemos ido, queríamos darle su espacio... también nos hemos llevado Arin, ya que con ella no pueden FOLLAR diles así mama, por favor ShinHye compórtate, abuela ¿Qué es follar? Nada cariño, bueno SungKyu, disfruten de su noche, mama te ama"

Termino el mensaje con aquel tono, mire a SungKyu con una sonrisa. Susurrándole que estábamos solos, le mire nervioso y no quería presionarlo, le di un leve beso para alejarme de él y acomodarme en la cama, aún tenía un problema pero un buen baño se me quitaría.

— ¿WooHyun? — me miro confundido, le mostré un sonrisa —

— Tranquilo Hyung, no te hare nada que no quieras — susurre mientras acariciaba su mejilla —

— Pero — sus ojos viajaron hasta mi hombría, provocando que me la tapara con una almohada al sentir un poco de vergüenza al excitarme solo con sus pequeños jadeos y ese movimiento de caderas —

Le mire reír y quitarme aquella almohada de mis manos, tomo mis manos para llevarlas hasta mi cabeza mientras le miraba acomodarse encima de mi cuerpo, dejando salir un jadeo cuando su trasero dio contra mi miembro.

— Quiero hacerlo, quiero pertenecerte — le mire sonrojad — solo... solo estoy nervioso porque es mi primera vez con alguien —

Le mire ocultar su rostro en mi pecho, sintiendo mis brazos liberados, aprovechando en cambiar lugar y quedar encima de él, viendo sus ojos brillantes y esas mejillas sonrojadas.

— ¿quieres que yo sea el primero Hyung? — pregunte en un susurro, sintiéndome feliz al saber aquello, en que yo sería el primero y me encargaría de ser el único —

Le mire asentir aun sonrojado, que no dude en atrapar sus labios, sus manos pasando hasta mi cuello y atraerme más a su cuerpo, su lengua escurridiza invitando a la mía, mis manos recorriendo todo aquel cuerpo que sería completamente mío, solté sus labios cuando salió un jadeo de sus labios al mover mis pelvis contra la suya, nuestros miembros rosándose, provocando una fricción maravillosa que cada segunda me excitaba mas.

Baje a su cuello para saborearlo, mientras mis manos se encargaba de desabrochar aquella camisa que me estorbaba para acariciar su piel y seguir marcando ese cuello completamente mío, le sentir hacer lo mismo a mi camisa, dejando descubierto mi abdomen, le mire admirarlo que no dude en hincarme y quitarme la camisa, mirando a SungKyu sentarse y acariciar mi abdomen con sus delicadas manos, mis manos quitando por fin aquella camisa para ver como caían por sus hombros, me acerque a besarle y hacer un recorrido de besos hasta su hombro, aquellos suspiro comenzaban a gustarme.

Sentí la mano de SungKyu en mi pantalón, dándole permiso para que los bajara, ya comenzaba a molestarme, le ayude a quitarme mi pantalón y dejarme únicamente mi bóxer, acosté de nuevo a SungKyu para quitarle sus pantalones junto con su ropa interior.

Mirarle desnudo en su cama, completamente para mí, me gustaba, mire como se tapaba su rostro al sentir vergüenza al verle de aquella manera, me acerque a él para tomar sus manos y besar sus labios.

— Eres hermoso y me encantas — susurre mientras besaba sus labios —

— ¿Aun si soy hombre? — pregunto curioso —

— eso es más que fabuloso porque eres tu —

Le sonreí y atrape sus labios, dándome permiso en atrapar de nuevo su lengua, soltando un jadeo ambos al sentir su erección en mi vientre, que no dude en fingir penetración aquellos glúteos que me encargaría de apretar y morderlos.

Solté sus labios para bajar por su cuerpo y entretenerme con aquel para de pezones que se encontraba ya duros, mi lengua encargándose de ensalivarlos, soltándoles y soplarles para mirar cómo se estremecía el cuerpo de SungKyu, levanto un poco su cabeza al verme recorrer.

Quería llegar a mi objetivo, quería intentarlos, quería experimentar mi primera vez con un hombre y me alegraba que lo experimentara con él, la persona que amo y que me encargaría de que siempre estuviera a mi lado.

Porque me habíaenamorado por completo de SungKyu...

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!