01

21.6K 1.6K 951
                                    

~•~

- He is a hustler, he's no good at all. He is a loser, he's a bum, bum, bum, bum.

El cuchillo acompañaba el ritmo de la canción con un incesante golpe contra la madera.

- He lies, he bluffs, he's unreliable. He is a sucker with a gun, gun, gun, gun.

La cebolla hacia que le picara la nariz, no se la rascaba para evitar llevar sus manos sucias a sus ojos.

- I know you told me I should stay away.

La sacudía y movía de una lado al otro.

- He is a bad boy with a tainted heart. And even I know this ain't smart

La mosca también se movía de un lado al otro.

-But mama I'm in love with a criminal. 

Se poso en la tabla y voló lejos cuando el cuchillo aterrizo apenas a centímetros de distancia.

And this type of love isn't rational, it's physical.

La vio despegar y siguió su recorrido con la mirada por la cocina.

Mama please don't cry, I will be alright.

Sus ojos la abandonaron cuando la mosca paso por al frente de la puerta de cristal, donde un resplandor llamo su atención. Observo su propio cuerpo en el reflejo.

All reason aside I just can't deny, I love the guy.

Estaba solo, todos los miembros habían salido y no volverían hasta bien entrada la noche. No debía preocuparse porque lo vieran, no tenía que esconderse.

- He is a villain by the devil's law. He is a killer just for fun, fun, fun, fun.

Su cuerpo estaba rodeado por un elegante babydoll de encaje blanco, un corta falda cubría desde su vientre hasta parte de su muslo. El collar de diamantes blancos centellaba a la luz de la cocina y combina a la perfección con el brillo que desprendían los aros que colgaban de sus orejas y el broche en la cima de su cabeza.

- That man's a snitch and unpredictable. He's got no conscience.

Sus piernas desnudas estaban decoradas por antiguos rasguños, cortes y quemaduras.

- He got none, none, none, none.

Sus brazos también.

All I know, should've let go, but no.

Su menudo y pálido cuerpo era un lienzo en blanco, él quería llenarlo pero no podía. No debía. Preocuparía a ARMY. 

Cause he's a bad boy with a tainted heart.

Todos creerían que esta loco. No lo esta por disfrutar ver su cuerpo pintado con marcas permanentes ¿O si? ¿Qué idea tendrían de él? ¿Temerían por su bienestar tanto como él mismo había temido?

And even I know this ain't smart.

No tenía claro cuando había comenzado todo aquello. Tal vez con los típicos accidente de un niño. Cuando les enseñaba a sus padres sus piernas huesudas llenas de moretones, siempre por jugar. Lo hacía sentir genial. Sus padres reían de su pequeño niño activo y le decían que anduviese con cuidado.

- But mama I'm in love with a criminal.

Aun que quizás ese había sido solo un comienzo, su fascinación pudo haberse despertado con la pequeña cicatriz de su rodilla, esa que tenía desde los 10 años y que siempre lo había acompañado. Un recordatorio sutil de la fragilidad de un niño delante de un vidrio.

And this type of love isn't rational, it's physical.

Amaba sus marcas. Lo hacían indescifrablemente feliz, real.

Mama please don't cry, I will be alright.

No estaba orgulloso de todas ellas, no, claro que no. Las finas y blancas lineas planteadas en su brazo izquierdo estaban ahí desde los 14. Habían sido el resultado de la pobre navaja de un sacapuntas escolar y una desequilibrada noche trémula, borrosa y sepultada en su memoria.

All reason aside I just can't deny,

No estaba orgulloso de esas porque en ese entonces no entendía que estaba mal con él. No se las había hecho por amor a su arte, sino por miedo. Miedo de si mismo y de ese deseo interno. -¿Cuándo ya no sea suficiente con mi cuerpo dañare a otros?- Solía pensar. No, pequeño Jimin. Le hubiese gustado decirse, tal vez acompañando las palabras con unas palmaditas en la espalda y un desinfectante de heridas. Somos así, no dañamos a nadie, solo somos así.

- I love that guy.

Tan sumido en sus pensamientos que el ruido de la puerta lo sobresalto, dejando caer el cuchillo y soltando un chillido. Sintió el duro y filoso metal resbalar por su pierna y dar justo en su pie.

- Mierda.- Se modio la lengua, siseando. Nadie debía verlo con tan poca ropa o con esa ropa, todas sus marcas estaban expuestas así. Todo él estaba expuesto así.

- ¿Jimin? Trajimos comida.- Reconoció la voz de Taehyung llamándolo desde la puerta y se vio tentado a esconderse debajo de la mesa. ¿No se suponía que cenarían e irían a por tragos?- Jimin-ah, ¿Estás en casa?- Volvió a oírlo, escuchando la voz cada vez más distante, probablemente estaba yendo a buscarlo a su habitación. Recorrió la cocina con desesperación, buscando algo, cualquier cosa, con lo que taparse.

- ¿Jimin hyung?- Se giro con el corazón palpitandole en los oídos encontrándose a Jungkook parado en el marco, sosteniendo varías bandejas en un desastroso equilibrio. Lo miraba extrañado, como si llevase un sapo en la cabeza y no un lindo broche de diamantes. Vio, más bien sintió el momento exacto en que sus ojos bajaban por su cuerpo, observando su atuendo.- ¿Hyung?

~•~

Estaba pensando en hacer a un Jimin de 1,55 o así. Sería muy tierno y yo me sentiría menos sola.

Lienzo en blanco. /Vkookmin/Donde viven las historias. Descúbrelo ahora