OLOR

1.9K 140 14

[STONY]


Podía sentir ese nauseabundo olor de su omega, esa asquerosidad se implantaba en su nariz al igual que una daga a su corazón roto, su sentido alfa hervía en rabia que, por más que quisiera, no podía contener, aunque en realidad no quería contenerlo del todo...

-Tony...-

Le daba tanto asco sentir ese aroma, como la más repugnante de las cosas y era una lástima que viniera de aquel omega con quien antes de la Guerra Civil compartía el más grande amor. Pero como se dijo, eso fue antes...

-Estas embarazado...- Y no era de él.

-Si ¿Y?- Dijo con el total cinismo con el que se le caracterizaba al genio

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Si ¿Y?- Dijo con el total cinismo con el que se le caracterizaba al genio.

-¡¿Y?! ¡ME ENGAÑASTE!- Rugió con gran enojo que asusto al castaño, claro que este no lo demostraría por fuera.

-¿Eres idiota o solo te afecto el hielo? ¡¿YO TE ENGAÑE?! ¡TU ME ABANDONASTE! ¡CASI MUERO EN SIBERIA! ¡ADEMAS TU Y YO ESTAMOS "FELIZMENTE DIVORCIADOS"! ¡¿O ACASO TU QUERIDO EQUIPO NO TE LO DIJO?!- Sin más, abandono la sala pasando al lado de su ex, este quiso detenerlo del brazo pero ese fétido olor del otro alfa le asqueaba demasiado como para tener a Tony cerca suyo.

Steve estaba que hervía de celos, se supone que Fury los había reunido a todos para volver a ser un equipo, para ser la manada que era con los Acuerdos reestructurados, pero jamás imagino que el encuentro amoroso que imagino en su cabeza estuviera más fuera de la realidad. Estaba preparado para implorar perdón, para humillarse ante todos, de arrodillarse ante su omega en busca de que volviera a ser solo suyo, el tiempo que estuvo en Wakanda era una tortura constante donde no sabía que era de su Tony, y peor aún si otro maldito alfa quisiera aprovecharse de esa situación y lo tomara como suyo. Natasha se había encargado de vigilarlo por él, se supone que su omega estaba solo, no tenía a nadie, al menos lo que Nat sabia era eso. Impactante fue el ver llegar al genio a la reunión con un aura fresca y angelical que emanaba feromonas de embarazo a toda la sala, el olor hizo suspirar a unos pues no había nada más encantador que un omega preñado, incluso el equipo del Capitán quienes estaban resentidos contra Tony olvidaron por un momento las rivalidades y dejarse embriagar por el dulce aroma, lo cual no se hizo esperar de varias preguntas obvias como "¿Estas en cinta?" o "¿De quién es? ¿Cuántos meses tienes? ¿Sera niño o niña?" a lo cual el genio solo contesto a la primera pregunta, dejando en duda las demás, aunque con la ligera y tierna curva de su vientre podrían calcular unos 2 meses, en cuanto al sexo del cachorro y el padre de este aún seguía siendo un misterio.

Steve no podía creerlo, su omega ya era de otro, otro alfa se atrevió a tocar lo que era suyo y no solo eso, se atrevió a engendrar un cachorro con él. Lo mataría, en cuanto supiera quien era el padre lo destrozaría como lo hicieron con su corazón, Tony era suyo, era su omega. Dispuesto a descargar, o más bien practicar, su ira asesina fue al gimnasio a masacrar algunos sacos de arena, una a uno fueron cayendo, apenas duraban 5 minutos en el arranque cuando la arena salía volando al piso dejando el saco destripado en su relleno.

ONLY ONE!¡Lee esta historia GRATIS!