Capitulo 12: "La cita" Parte 2

16 2 0

(Axel)

Es lindo poder estar con la chica que te gusta en un lugar tranquilo, después de un entretenido día en el parque de diversiones.

En el momento que el sol se oculta, deja un bello atardecer, el cual crea el ambiente perfecto mientras estamos juntos en la rueda de la fortuna donde estamos solo los dos, en un lugar en donde la emoción de la chica por el paisaje es evidente y te das cuenta de que tomaste una buena decisión en traerla hasta aquí.

Me comienzo a acercarte a ella amablemente y no de forma empalagosa para que no se asuste y para que se dé cuenta que no quieres invadir su espacio personal, solo que quieres estar a su lado y darle la mano. Poder mirarla directamente a los ojos y verla un poco sonrojada, ya que no les gusta que la miren mucho tiempo a los ojos y luego de ese pequeño gesto confesarle que estas enamorado de ella y que no esperas una respuesta en el instante, susurrarle que solo se deje llevar por el momento, para así besarla hasta que nuestras respiraciones se aceleren y ver si mi amor es correspondido.

Eso debe ser lindo... lo digo porque nunca me ha pasado y no creo que me pase, pues en este momento tengo a Ágata y a Gabriel frente a mí, mientras miran por la ventana y ... a Ed y Martín a mi lado.

Los odio.

Creo que nunca me libraré de ellos.

De verdad, nunca.

Una hora antes...

-Creo que es mejor que esperémonos a los chicos en la salida de la casa de los sustos - dice Ed terminándose de comer el helado de Martín.

- Creo que es una de las mejores ideas que se te pudo haber ocurrido el día de hoy -

- Mejor cállate Martín y ve a trabajar - le dice Ed.

- Oye, estoy en mi hora de colación -

- No veo tu almuerzo por ningún lado -

- Tú te estas comiendo mi almuerzo - se queja Martín.

- ¿Esto era tu almuerzo? - le pregunta Ed mirando la copa de helado.

- Si - le responde Martín encogiéndose de hombros - Mi almuerzo original me lo comí mientras esperaba a Axel frente a la heladería -

- ¿Eres de esas personas que comen y comen y no engordan?- le pregunta Ed enarcando unaceja.

- Exacto - le dice Martín cerrandole un ojo - Pero para tu informacion, hago ejercicio, recuerda que practico atletismo y no me la paso todo el día en casa como tu -

- Pues yo... -

- Lo unico que haces es dormir - le dice encongienoce de hombros.

- Yo no... -

- Parece que hasta parpadear te da flojera -

-Callate Martín - le digo rodando los ojos.

- Para tu informacion si hago algo - le responde molesto Ed.

- ¿Qué cosa? Haber, dinos - le dice Martín tomando la cabeza del muñero de felpa de su traje.

- Me da la impresión que con el que estamos hablando es con Gabriel no con Martín - le digo cruzandome de brazos - Creo que lo que usas es solo un disfraz, y solo estas desbiando nuestra atencion para asi no ir a buscar a Ágata -

- Deja de decir tonterias Axel y tecnicamente es un traje -

- Tu empecaste - le digo encongiendome de hombros.

- Por las tardes - habla Ed - Practico veisbol y .... -

- Y... - decimos Martín y yo.

- Hago clases de baile - murmira casi inaudible.

Ágata¡Lee esta historia GRATIS!