47.

2.3K 98 2

La televisión estaba encendida en la sala de tu departamento; una película se estaba transmitiendo en la pantalla.

Niall se sentó a tu lado en el sillón frente a la televisión, haciendo que te acercaras a él y quedarás acurrucada a su lado con tu cabeza sobre su pecho y su abrazo alrededor de tu hombro.

A pesar de que era mitad de verano, había una frazada delgada alrededor de tus hombros, envolviéndote en un ambiente cálido que poco a poco te estaba arrullando y haciendo que te durmieras.

La respiración de Niall y el sonido bajo de la televisión no estaban ayudando mucho para mantenerte despierta. Las manos grandes de Niall jugaban con tu cabello; estaba pasando sus dedos entre mechones de cabello, atorándose un poco cada vez que encontraba un pequeño nudo para murmurar un pequeño: "lo siento, nena" cada vez que pasaba.

Él ocasionalmente reía al diálogo de la película, mirando hacia bajo para poder mirarte cada vez que tu risa iba disminuyendo con el paso del tiempo hasta que dejaste de hacerlo. Somnolienta alzaste la mirada para poder verlo con ojos más cerrados que abiertos, una sonrisa apareció en tus labios como una forma de convencerlo de que sí, estabas despierta, y que no, no ibas a quedarte dormida antes de que la película terminara.

—No te creo, amor.— Él te miró con una sonrisa burlona mientras tu ceño su frunció y tus ojos se cerraron y volviste a acomodarte en su pecho.

Un bostezo dejó tus labios como una prueba clara a las declaraciones de Niall.

El cansancio estaba poco a poco tomando tu cuerpo y sabías que la discusión con Niall no duraría mucho pero no te importaba, te sentías segura entre sus brazos y eso era lo que importaba.

•••

La sensación de los brazos de Niall debajo de tu cuerpo mientras trataba de alzarte en sus brazos comenzó a despertarte y él susurraba un pequeño "shh" cada vez que te movías.

—Solo te voy a llevar a la cama, amor.— Su voz era rasposa mientras susurraba.

Aún medio dormida murmuraste inconscientemente y recostaste tu cabeza sobre su hombro mientras te levantaba lentamente del sillón.

Niall caminó lentamente hacia tu habitación contigo en sus brazos; abriendo la puerta con un pequeño golpe por parte de su codo y girándose un poco para que tus pies no golpearan la pared cuando atravesaba la puerta.

De alguna manera en el transcurso de la sala a tu habitación, habías envuelto tus brazos alrededor de su cuello, en un intento de aferrarte más a él. Niall rió un poco cuando trató de dejarte sobre tu cama y trataba de quitar tus brazos de su alrededor.

—No.— Murmuraste, quejándote entre sueños.

—Solo te voy a dejar aquí en la cama, nena. Es hora de que regrese a casa.

—No.— Volviste a quejarte y envolviste tus brazos de nuevo alrededor de su cuello.— No, quédate aquí conmigo.

Tu boca estaba formando un pequeño puchero mientras lo veías con esperanza.

Niall rió un poco y dejó un beso en tu frente.— Está bien.— Accedió.— Muévete un poco, no puedes abarcar toda la cama si quieres que duerma aquí también.

Te hiciste a un lado y Niall se sentó en la orilla de la cama para quitar sus zapatos y posteriormente su pantalón, hasta quedar solo con su bóxer, se metió entre las cobijas justo a tu lado y de inmediato te acercaste a su cuerpo y volviste quedarte dormida al instante.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!