45.

3.2K 121 11

⚠️ smut.
——————————————

Estabas sentada en el sillón de la casa de Niall mirando televisión mientras esperabas a que él llegara. No vivías con él pero te había dado una copia de sus llaves para que pudieras venir y entrar cuando tú quisieras.

Niall había estado bastante ocupado últimamente en el estudio por lo que casi no lo habías visto, así que decidiste venir a visitarlo, sobre todo después de que Ana, tu amiga con la que vivías, tuviera de visita a su novio en el departamento en el que ambas vivían.

Escuchaste el sonido de unas llaves y después la puerta principal fue abierta. Tu cara se iluminó cuando escuchaste a Niall caminar por el pasillo.

—¿_______? ¿Eres tú?— Escuchaste la voz grave de Niall preguntar, probablemente se le hizo raro ver las luces encendidas y el sonido de la televisión, el chico fue directo a las escaleras y las subió rápidamente, como si fuera a su habitación.

—Sí, quería ver si podríamos pasar un rato juntos esta noche y relajarnos.— Mencionaste lo suficientemente fuerte para que te escuchara.

Él no contestó, lo único que podías escuchar era el sonido de sus cosas, como si estuviera buscando algo. Él bajo las escaleras y por fin camino hacia la sala, en donde tú estabas, el chico tenía su laptop debajo de su brazo y su torso ya estaba sin una camisa encima.

—Hey, amor.— Niall saludó finalmente dejando un beso rápido en tus labios.— No pensé que fueras a estar aquí.

—Hola, bebé. Perdón pero es que te extrañaba y pensé que tal vez podríamos ordenar algo de comida y mirar alguna película y tal vez relajarnos un poco.— Sugeriste mirándolo desde tu lugar en el sillón.

—Me encantaría, nena, pero tengo que trabajar un poco esta noche.— Mencionó desilusionándote un poco.— Pero si quieres quedarte aquí esta noche y ordenar algo para ti, no hay ningún problema.— Él dijo mientras caminaba hacia el pequeño estudio de la casa.

Habían pasado 10 días ya desde la última vez que tú y Niall habían pasado tiempo realmente juntos; pero habían sido 15 días desde la última vez que estuvieron juntos íntimamente.

No solo lo extrañabas, lo necesitabas, a él, a sus manos, a sus brazos, a sus labios, todo.

Habías intentado estar con él a solas pero siempre estaba ocupado o cansado.

Te levantaste de tu lugar en el sillón y caminaste hacia su estudio, te detuviste en el marco de la puerta y lo miraste. Su cabello estaba desordenado y se veía estresado. Estaba escribiendo rápidamente en su computadora y se detenía de vez en cuando para continuar de inmediato.

—¿Estás bien?— Le preguntaste causando que levantara la mirada de la pantalla de su laptop y te mirara. Podías notar el cansancio en sus ojos azules.

Él soltó un suspiro y pasó sus manos por su cabello.— Sí, sí. Estoy bien.— Asintió.

No le creías, caminaste hacia él y moviste un poco su silla para sentarte en su regazo y rápidamente envolviste tus brazos alrededor de su cuello.

—Creo que necesitas desestresarte un poco, bebé. Has estado trabajando demasiado últimamente.— Murmuraste en su oído.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!