Estaré ahí para ti...

13.6K 2.1K 793

Aeropuertos.

Lugar de encuentros y despedidas. 

Lugar de espera y de transito. 

Tramites, papeleos, chequeos, bolsos, maletas, pasaportes, andenes.

Lugar de perdidas. 

Para nosotros... Lugar extremo. 

Un lugar donde las luces y los flashes te ciegan al pasar. Donde antes de bajarte debes prepararte mentalmente para conservar las apariencias, comportarte, aguantarte y fingir. 

Un lugar de exposición. 

Lo sé. 

Ellos lo saben, y nosotros lo sabemos. 

Pasamos más tiempo del que deberíamos en aeropuertos y en viajes en avión. Aprendimos a disfrutar lo poco que podíamos, de protegernos entre nosotros.

Mi lugar siempre iba hacer al lado de Jimin. Eso no lo transaba y nunca lo haría . Fue una de las primeras veces que exigí algo a la empresa y a los mánager. Fue una demanda en lo que no dude. 

Se trataba de estar a su lado en todo momento, en el mismo auto, caminar junto a él en cualquier momento donde debemos salir y ser vistos en público.

No siempre se puede en los mismos asientos de avión. Lo permitía, era razonable.

Pero todo lo demás no me iban a alejar de él. 

No es por un tema de fanservice, no por un tema de crear farándula o dar de que hablar con las fans.

Es un tema de primera necesidad. De darme tranquilidad a mi mismo y proporcionarsela a Jimin.

Nos protegíamos. De eso se trataba.

Nos acompañabamos. Nos cuidabamos.  Porque nadie se preocupaba más por nosotros, que el uno con el otro.

Yo era más sutil. Debía serlo. Me exigieron serlo. Si quería el permiso para esto, ese fue el precio que debía pagar, y estuve dispuesto a hacerlo.

Debía mantenerme al límite controlarme y no ser obvio. Lo que era un infierno si se trataba de Jimin, porque él se encargaba de hacerme perder mis estribos siempre.

En primera instancia me lo permitían por ser el menor. Con Jimin tenía más confianza por lo que los mánager cuidaban de nosotros al final.

Luego fue por costumbre. Nadie le pareció extraño, ¿Por qué lo sería...?, sólo éramos dos miembros del mismo grupo, quienes eran amigos.

Simple. 

Para ellos.

Por otro lado para nosotros no era tan simple. Lo sabíamos, no necesitábamos palabras para saberlo. Instintivamente nos esperábamos, nunca lo pedimos, pero siempre lo hacíamos.

Bueno... 

Si era más honesto, la mayoría de las veces era yo quien lo esperaba. Casi siempre la verdad, a pesar que siempre se lo recriminaba, nunca dejaría de hacerlo. Era hipócrita, pero francamente no importaba. 

¿Cuando ocurrió donde el tímido y responsable, que siempre acataba lo que dictaban los managers Jeon Jungkook, se volvió rebelde y exigió algo por primera vez a estos...?

Taiwan.

Cuando Jimin cae por culpa de nuestras fans en el aeropuerto. 

Yo no estaba ahí, justo en ese momento yo venía viajando en otro avión y llegué al otro día. 

Siempre juntos. -KookminDonde viven las historias. Descúbrelo ahora