"No me dejes

10.7K 952 276


No le tomó mucho tiempo a Lauren darse cuenta de que ella era adicta a Camila. Comenzó a desear la atención de la celebridad de ojos marrones y cuando no estaba con ella...odiaba a quien fuera que estuviera a su alrededor.

Como ahora, por ejemplo, Lauren estaba sentada en la cafetería sola y Camila estaba al otro lado de la habitación, riéndose de una broma contada por Dinah Jane y Lauren al instante odiaba a la rubia alta.

Lauren también se dio cuenta de que aún no había hecho reír a Camila. O sonreír para el caso. Y Camila se veía hermosa haciendo ambas cosas.

Lauren y Lucy prácticamente no existían, aparte de su reunión ocasional detrás de la escuela donde encendían cigarrillos, algo que Camila no podía entender. Ella simplemente no llegó al punto de poner en riesgo la expulsión pero aún había que pedirle a Lauren que no lo hiciera...lo que probablemente Lauren cumpliría.

"Jesús", un cuerpo bloqueó la vista de Lauren de la morena y sus ojos verdes se dispararon para atrapar los labios sonrientes de un tal Justin Bieber. "Caliente, ¿no lo es?"

Lauren se recostó, se cruzó de brazos y arqueó una ceja al chico, interrogante.

"Cabello", explicó Justin mientras se sentaba.

"¿Qué quieres?"

"Se rumorea que Mendes tiene sus ojos en ella...pero también lo hacemos tú y yo", Justin se cruzó de brazos. "Todo lo que necesitamos es a Mendes fuera del camino, entonces es un juego limpio".

Juego limpio, las palabras resonaron en la mente de Lauren.

Ella era un ser impulsivo y siempre iba con sus instintos.

Así que cuando ella se puso de pie, prácticamente apartó la mesa entre ella y el chico rubio y echó la silla hacia atrás para que cayera de espaldas...no fue una idea pensada, pero tan pronto como Justin Bieber estaba tendido en el suelo a sus pies, ella no cuestionó sus movimientos.

Lauren se sentó a horcajadas sobre la cintura del chico y su puño se estrelló contra su alto pómulo con la fuerza suficiente para que sus dedos tronaran por el impacto.

"¡Mierda!" Austin se apresuró a entrar en acción, pero se detuvo bruscamente cuando se dio cuenta de que no había manera de romper la confrontación sin tocar a Lauren.

Y lo único peor que tocar a Lauren en un día normal es tocar a Lauren cuando estaba en medio de su ira.

"Lauren, detente!" Camila trató de acercarse a la chica de ojos verdes, pero Dinah extendió la mano para agarrarla del brazo, sujetándola con seguridad mientras Lauren usaba su mano opuesta para golpear a Justin en la boca. "Lauren!"

No era que Camila se preocupara demasiado por Justin, él era un imbécil y probablemente merecía lo que estaba sucediendo, pero Camila fue testigo de los ambos golpes y supo que también estaban lastimando a Lauren. También le daba miedo que un profesor pudiera entrar en cualquier momento.

Lauren, después de darse cuenta finalmente de que no había manera de poder golpear a Justin de nuevo, optó por inclinarse hacia abajo para que sus labios rozaran la oreja del chico. "Te quiero jodidamente lejos de Camila."

Ella usó sus pies para levantarse y miró a su alrededor para encontrar los frenéticos ojos de sus compañeros observando cómo Justin gruñía, rodaba y trataba de levantarse, solo para que Lauren lo pateara una vez más.

Sus ojos rozaron brevemente a Camila, pero todo lo que vio fue decepción, así que optó por salir. Enfadada empujó a través de la pequeña multitud que se había formado y dejó a Camila mirando a Justin con preguntas en sus ojos.

Don't Touch Me¡Lee esta historia GRATIS!