39.

2.5K 99 5

—¿Qué te parece este?— Pregunté mientras sostenía un vestido blanco sobre mi pecho.

—Sí, está lindo.— Niall contestó con la mirada enfocada en su celular.

Rodé los ojos y puse el vestido de nuevo en su lugar.

—Vámonos.— Mencioné ya molesta y pasando frente a Niall.

Él me detuvo sosteniéndome de la cintura y me dio giro para quedar de frente a él.

—¿Qué pasó, nena?

—Ya estás aburrido. Te he pedido tu opinión en un par de cosas y me has estado ignorando así que vámonos, regresaré después yo sola.

—Lo siento, muéstrame el vestido de nuevo.

Suspiré y tomé de nuevo el vestido.

—Te verías hermosa con él, nena. Deberías comprarlo, no, yo te lo compraré y también te compraré un par de zapatos para que los uses con él.

—¿Estás tratando de comprar mi amor?— Pregunté mirándolo.

—No lo sé, ¿está funcionando?

—Tal vez, iré a probármelo.— Sonreí y dejé un beso rápido en los labios de Niall antes de caminar hacia los vestidores.

Me probé el vestido y quedaba perfecto, salí del vestidor para mostrárselo a Niall pero no podía encontrarlo, caminé un poco más y lo miré en la sección de mujeres hablando con una chica.

Pensé que era una fan hasta que lo vi dejar un beso en la mejilla de la chica cuando la abrazó.

Los celos y el enojo me golpearon enormemente.

Caminé hacia ellos y tiré de la camisa de Niall haciendo que se separara de la chica.

—¿Qué está pasando aquí?— Mencioné con enojo y levantando un poco la voz.

Niall me miró con enojo y sabía que él era consciente de lo que yo estaba pensando.

—________, déjame presentarte a mi prima, Amy, tenía mucho tiempo que no la veía.— Explicó tratando de cubrir el hecho de que estaba molesto.

—Oh, tu prima, es un placer conocerte.— Dije extendiendo mi mano hacia Amy y sintiéndome como una completa idiota.

—Es un placer conocerte también. Ese vestido es muy bonito.— Ella contestó sonriendo y tomando mi mano.

—Gracias, yo... iré a cambiarme y los dejaré platicar.

Amy asintió y Niall me miró seriamente con los brazos cruzados, baje la mirada y caminé de vuelta al vestidor, había arruinado todo.

Me cambié y regresé el vestido a su lugar, no quería que Niall me lo comprara después de que había actuado como una novia celosa y psicópata.

Niall estaba mirando unos pantalones en el área de hombres y caminé hacia él.

—¿Y Amy?— Pregunté.

—Tuvo que irse. ¿En dónde está el vestido?

—Decidí que mejor no lo quiero.

—Bien, entonces vámonos.

No quería discutir así que seguí a Niall hacia el auto. Él no mencionó ninguna palabra en el camino a casa y por su lenguaje corporal sabía que estaba enojado.

Llegamos a casa y él fue directo al refrigerador por una cerveza, se sentó en el sillón y encendió la televisión dejando un partido de fútbol que se transmitía. Caminé y me senté en el otro lado del sillón.

—¿Y... quién está jugando?— Pregunté tratando de romper la tensión.

—Chelsea y Arsenal.— Él contestó secamente antes de darle un sorbo a su cerveza.

—Bueno, supongo que estás de lado del chelsea.— Solté una risita.

—Sí.

—¿En serio vamos a hacer esto, Niall?

—¿Hacer qué?

—Actuar como dos niños, solo hablemos de esto.

—No estoy actuando como un niño, ________. Y puedo asegurarte que si yo hubiera hecho una escenita como la que hiciste hoy, te habrías vuelto loca y no actúes como si lo lo hubieras hecho.

—Lo siento, Niall.

—Llegaste a gritarme como si estuviera coqueteando con otra chica justo enfrente de ti, no puedo creer que seas así de celosa.

Bajé la mirada mientras acomodaba un mechón de pelo detrás de mi oído.—Lo sé, sé que debí de haber actuado diferente, me siento como una tonta, lo siento mucho, Niall. Sé que no soy la novia que esperabas que fuera. Soy una celosa, impaciente, pegajosa y todo.— Volví a levantar la mirada para mirar a Niall.— ¿Me perdonas?

Niall tomó mis piernas y las jalo para acercarme a él.

—Tienes razón en una cosa; no eres la novia que esperaba que fueras, eres mejor que eso. Bien, te pones celosa, eso pasa. ¿Crees que yo no me pongo celoso cuando otros hombres te miran? Lo hago, pero sé que eres mía y que al final del día vendrás a casa conmigo. Y así debería de ser tu caso también, sabes que soy tuyo. No estoy buscando ni pensando en nadie más, siempre vas a ser tú.— Tomó mi mentón para levantar mi mirada y sonreí antes de tomar su mano y acurrucarme en su cuerpo.

—Lo siento por ser una novia loca y celosa.

—Está bien, nena.— Él se acercó a mis labios y los junto con los suyos.

—Ahora que estamos bien, ¿puedo tener mi vestido y mis zapatos?— Solté una risita y Niall me miró para después reír también.

—Solo si ves este partido conmigo.— Él contestó poniendo su brazo sobre mi hombro y acercándome más a su cuerpo.

—Está bien para mi.— Contesté recargando mi cabeza en su pecho mientras seguimos en el sillón mirando su partido.

Es necesario decir que al final de día obtuve mi vestido y un par de zapatos nuevos.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!