CAP 6- "KaeKae"

982 47 3

Entro a mi habitación y me encuentro con Tyler durmiendo. Se veía cansado y de cierto modo derrotado. Descansaba boca abajo y sus brazos estaban a ambos lados de su cabeza. La verdad lamento haberle contestado como le contesté horas atrás. Agarro el pijama de la valija y me lo pongo rápido, me lavo los dientes, me quito el poco maquillaje que me queda, me peino y salgo del baño no sin antes lavarme la cara para despejarme un poco. Me acuesto en el lado derecho de la cama tratando de no despertar a Tyler.
- Kae?- me pregunta él. Lo desperté.
- Aham?
- Te encuentras bien?
- Tyler...siento haberte contestado mal, es que me molesta que los chicos me vean inferior a la hora de pelear por ser una chica. Además, nunca pensé que me encontraría con ustedes allí.
- Te encuentras bien?- vuelve a repetir bastante seco para mi gusto.
- Si Tyler, si.
- Que descanses Kae.
Lo abrazo y este se tensa.
- Gracias por todo.
No contesta, simplemente coje mi mano y la apreta.
Sonrío ante su actitud y luego, me duermo.

- YA! Para por favor! Soy tuya! Simplemente para! No me hagas daño!
- QUÉDATE QUIETA ZORRA!- me grita
- te odio...
- QUE HAS DICHO?- me pega, niego con la cabeza.- VAMOS REPÍTELO ZORRA.- me vuelve a pegar.
- Para por favor- le repito llorando.- Sean por dios.
- Eres una zorra, pensaste que ignorándome podrías escaparte de tu noviecito? Pues no, aquí estoy cariño- siento como la nariz me sangraba, me dolía el abdomen y el ojo izquierdo lo tenía hinchado. Sean tenía mucha fuerza ya que se dedicaba prácticamente a pelear incluso era años mayor que yo.
- Te haré la vida imposible
- Pudrete- le respondo
Y luego, todo negro.

- Ey, te encuentras bien?- me pregunta Tyler. Aunque sea de noche y la única luz es proveniente de la luna la preocupación en su rostro es notable. Me tocó la cara y tenía los ojos mojados y las manos sudadas.
Luego de unos segundos me desato y empiezo a llorar con todas mis fuerzas, llevo mis piernas al pecho y las envuelvo con mis brazos, tratando de protegerme de mis propios pensamientos. Me pongo a pensar en muchas cosas al mismo tiempo. En mi familia, en lo preocupados que deben estar mis padres, en mi hermano y en lo mucho que lo extraño...y en mi pasado.
Puedo sentir la mirada de Tyler clavada en mi, sin saber qué hacer ni cómo reaccionar.
Simplemente vuelvo a recostarme como antes y cierro mis ojos fuertemente intentando olvidar lo que acaba de pasar, aunque Tyler sigue pensando en ello, sigue en la posición de antes recostado sobre su antebrazo mirando hacia mi.
Luego se acuesta lentamente y me acaricia el pelo suavemente intentando relajarme.
No hablo, me concentro en tratar de sacar aquel espantoso momento de mi mente y volver a dormir.
Después de intentarlo durante lo que parecieron horas, gracias a las caricias de Tyler logré dormirme de nuevo.

(...)

Me desperté con dolor de cabeza y pocas ganas de vivir. Mis ojos ardían por el haber llorado ayer y hoy por maldita suerte era domingo.
Mañana empieza la semana de nuevo y no he hecho nada. Absolutamente nada. Ningún deber, no he estudiado ni nada. Y bueno que lástima.
Me destapo y de pijama bajo al primer piso. Me encuentro con Jordan en el sillón concentrado jugando al FIFA.
Aparta la mirada del televisor y me mira y por su cara, recordó lo ocurrido ayer. Este abre la boca como si fuera a decirme algo y luego la cierra como arrepentimiento.
- Buenos días- le digo con una sonrisa falsa.
- Hola Kae- me dice con una sonrisa
- Te has despertado temprano?
- Temprano? Son las 2 de la tarde- este ríe.
- Oh- me limito a decir.-Oye...
- No digas nada Kae. No debimos meternos en tu vida de esa manera, es que nos sorprendió encontrarte allí y peleando en un cuadrilátero. Simplemente eso, no te preocupes, conmigo sigue estando todo perfecto.- me saca una sonrisa.- Aunque creo que deberías hablar con Tyler, sabes? A él realmente le dolió, le importas Kae, y no digo que a nosotros no pero el se tomó más a pecho la situación..
- Gracias Jordan- le digo sonriente y sincera.
- Juegas?- me pregunta señalando con un gesto el joystick
- Claro, te ganaré.

(...)

- UNA APUESTA ES UNA APUESTA!- le grito a Jordan.- VEN AQUÍ COBARDE!- lo persigo por toda la casa
Puedo escuchar las risas de todos los chicos desde la cocina.
- Bien- dice seco- aquí tienes y me entrega 100 dólares.
- Un placer hacer negocios contigo- le digo graciosa.
Se vuelven a escuchar risas.

El resto del día me la pasé vagoneando, hablando con mi mejor amiga, acomodando las cosas en el ropero como acordamos con Tyler y durmiendo.
Decidí que era hora de hablar con mi hermano.
Le mando un mensaje:

"Hey Zac, te extraño y hace como dos años que no nos vemos, literalmente. Dijiste que me vendrías a visitar en las vacaciones anteriores y nunca viniste. Seguramente ya te hayan comentado que me fui de casa, estoy en california en un nuevo instituto. Quería que sepas que me fui por el bien de la familia, sabes? No te preocupes estoy perfectamente bien! Hablaré con mamá y papá luego, espero poder reencontrarnos después de tanto tiempo en navidad. Recuerda que te amo idiota❤️"

Luego de un par de horas bajé y le pregunté a los chicos que querían cenar.
- Alguien me acompaña a hacer las compras?
- Yo voy- dice Zach
- Tienes las llaves del auto?
- Si señorita- río.
El supermercado queda cerca pero no había ganas de caminar. En el viaje nos pasamos cantando diferentes canciones que pasaban por la radio. Seguro que se escuchaban nuestros gritos desde Asia porque la gente que caminaba por la vereda nos miraba con cara rara.

- Que dijiste que necesitábamos?- me pregunta una vez que estamos dentro del supermercado mientras que avanzamos por una góndola.
- Aquí tienes- le pasó la lista
Este asiente con la cabeza y va por alguna de las cosas.
Me entretengo buscando el arroz hasta que me hablan.
-KaeKae?- solo una persona me llamaba así, esa voz que hace que se me estremezca cada músculo de mi cuerpo y que se me paren todos y cada uno de los pelos de mi piel.
Giré y lo comprobé.
- Kaeth, la manteca era de 150 o- Zach para en seco al ver que que tengo un chico enfrente. - Kae, luces pálida.- este mira a Sean con cara de no entender nada.- Te encuentras bien?
- Si...yo...eh simplemente...- intento hablar pero no puedo.
- Se ha quedado sin palabras, no KaeKae?- se aproxima a mí y yo retrocedo. Apreto con fuerza la mano de Zach y este me mira extrañado.
- Vamos, no seas así- dice él y me coje de la muñeca con más fuerza de lo normal y Zach se da cuenta de eso.
- Suéltame- le digo a lo bajo.
- Ya Kae, no tienes disimular que te encanta que te toque.
- Suéltala, ya te lo ha dicho.- me defiende Zachery quien se para entre nosotros dos y suelta la mano de Sean de mi muñeca en la cual quedó una fuerte marca roja. Siento que mis ojos se humedecen pero me niego a llorar.
- Bien- dice Sean seco y elevando los brazos. Se retira caminando sin mirar atrás.
Mi amigo me mira, trago fuerte en intento de desatar el nudo que aún tengo en la garganta.
- Podríamos simplemente olvidar esto?- le pregunto. El asiente con la cabeza dudoso y nos dirigimos a la caja.
Mañana sería lunes, mañana empieza una semana nueva, mañana será otro día, tal vez
mejor tal vez igual, tal vez peor.

----
Sean en multimedia

Mr. Perfect And I¡Lee esta historia GRATIS!