Capítulo 10: El castigo (POV Daniel)

17.4K 877 73

Capítulo especial: El castigo; dedicado a BittersweetMoment.

POV Daniel

Cuando llegué a clase me puse camino hacia la esquina donde estaba mi grupo de amigos pero el director se interpuso en mi camino.

—Daniel —pasó su brazo sobre mis hombros y lo miré frunciendo el ceño—, acompáñame a mi despacho, tenemos que hablar.

Me deshice de su brazo y al llegar me senté en la silla, esperando a que hablara, pero él se mantuvo en silencio, observando la pantalla de su ordenador hasta que alguien llamó a la puerta. 

—Pase —dijo él dejando el ordenador.

Alcé ambas cejas sorprendido al ver como Vicky entraba y se sentaba a su lado, ¿qué hacía aquí? ¿Y yo?

—Siéntate, Victoria —le dijo Thomas.

—Vicky —corregió ella mientras se sentaba a mi lado y frente al director.

—Ambos deberíais saber porque estáis aquí.

La verdad es que yo no tenía ni idea. Miré a Vicky pero pude ver por su expresión que no entendía mucho más.

—Ha llegado a mis oídos la historia de que ayer, Daniel, le dedicaste a Vicky una gran muestra de afecto, por lo contrario, también he escuchado que no acabó como quizás esperaban los espectadores. Habéis infringido dos normas. No se permiten tales exhibiciones en público y están totalmente prohibida cualquier tipo de agresión física y/o psíquica. 

—Estará de coña... —dije antes de que Vicky se me adelantase—. Es algo que podemos arreglar entre nosotros —hice un gesto con la mano quitándole importancia.

—Estoy hablando totalmente en serio y debido a esas infracciones los dos estáis castigados.

—¡Pero si fue culpa suya! —ella me miró mal, pude notarlo, pero le hice caso omiso.

—Me da exactamente igual. Hoy por la tarde ambos os quedaréis después de clase a cuidar las plantas del patio trasero. La profesora de biología siempre se está quejando de que las pisáis y estropeáis.

—Venga ya... —esta vez fue Vicky quien habló—. ¿Y... tenemos que hacerlo juntos? —hizo una mueca cuando él asintió con la cabeza antes de mirar el reloj.

—Ya podéis iros, las clases están a punto de empezar —me levanté mientras escuchaba como la morena se quejaba por lo bajo.

—Nos vemos después de clase, Vicky —le guñé un ojo, esto podría ser divertido.

Cuando terminaron las clases de por la mañana cogí rápidamente mi comida dirigiéndome ya al patio trasero. Observé las plantas de las que haía hablado el director y la verdad es que tenía razón, normal que la profesora de biología se quejase, aunque podría arreglarlas ella un poco.

Cuando terminé mi comida el conserje me dio un par de cubos y tijeras, cogí la manguera y lo dejé todo listo, teníamos trabajo que hacer.

Vicky no tardó en llegar y dejó su mochila a un lado.

—Hey —sonreí—. Creo que deberíamos empezar por podarlas bien y luego regar...

—Está bien —asintió y cogió unas tijeras gigantes—. Yo empezaré por aquí y tú lo harás por el otro lado, así nos reuniremos en el medio.

Me pareció una buena idea por lo que comencé a trabajar sin nada más que decir. Más o menos en una hora todos los arbustos, árboles y flores del jardín estaban perfectamente, al contrario que nosotros, hacía muchísimo calor. Me quité la camiseta y vi como Vicky se anudaba su camiseta a un lado. Me mordí el labio mirándola y pude darme cuenta de que ella hacía lo mismo.

Izquierda o derecha ©¡Lee esta historia GRATIS!