XI

447 23 4
                                                  

18 de Julio del 2017.

Este día me sentía terrible, me dolía muchísimo mi espalda y vaya sorpresa, la señorita tenía fiebre, en menos de minutos mi mamá se encontraba conmigo.

—¿Te sientes mejor?-me dijo ella.

—Ajam.-dije acostándome.-Oye ma, ya no hemos visto a Isaac.

—No desde la otra vez que nomas le dieron 4 días de químio.

—No quiero que sea lo que estoy pensado...

—¿Le preguntamos a su mamá?

—Dile, haber que.

Mi mamá rápidamente le mando un mensaje y vaya sorpresa.

—Valiendo madre.-Dijo mi mamá.

—¡Que, que, que dime!-dije con desesperación.

—Dalia...-me miro con esas caras de que algo malo estaba pasando.

—Dime que es mentira.-sentí como mis ojos se ponían húmedos.

—Ya esta en paliativos.

—NO, NO, NO, MAMÁ NO, ISAAC NO.

—Oye, tranquilizate ¿si? Si no te me vas a poner más mala.

—¿El sabe?

—No, y no vayas a decir nada.

(...)

Eran las 10 de la noche cuando me volvió a dar temperatura.

—MAMÁ, MAMÁ!!-grite ami abuela.

—¿Que tienes hija?-me dijo ella.

—Siento mucho frío...

—Pero si estas hirviendo de temperatura, deja y le hablo atu mamá.

En cuanto le habló mi mamá ya estaba ahí.

—No sabes que, nos vamos a tener que ir a tijuana.-dijo mi mamá.

—No, no quiero.

—No empieces con tus berrinches niña, estas mala, no te voy a dejar así.

—ya dejame mamá, ya no quiero ir.

—Estas tirando la toalla estando ya casi al final.

—¡Si, eso es lo que estoy haciendo!

—Estas loca si crees que te voy a dejar morir ¿ya le dieron tempra?

—Si-contesto mi bisabuela.

—Pongale tapitos húmedos, alas 5 vendré por ti para irnos.

—Pues ya que.

19 de julio del 2017.

—¿Ya estas lista?

—Ya no tengo temperatura.

—No me importa, vamos aver que te da el doctor.

—Si no me internan, ¿podemos ir con Isaac?

—Si, pero nada de llorar ¿okay?

—Si mamá.

(...)

—¿Que es lo que te pasa niña hermosa, si saliste bien en los estudios de sangre?

—Lo que pasa doctor es que esta niña le duele el riñón por aguantarse las ganas de ir al baño.-Dijo mi mamá

—Yo se lo podía decir-Conteste.

Mi Muerte En Vida.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora