Lunares.

2.8K 277 6
                                          

                            Derek
La luz que entra por la ventana comienza a molestarme, por lo que intento girar sobre el colchón para que no me dé de lleno la luz, pero siento un peso extra sobre mi cuerpo así que abro los ojos con algo de pesadez y me percato de que es Stiles. Tiene su cabeza recostada en mi pecho, una de sus piernas sobre las mías y un brazo se enrolla entorno a mi cintura.
Sonrío comenzando a pasar mi mano sobre su cabello cuidadosamente mientras la otra mano la paso por su cintura.

—Mmm—murmura Stiles abriendo lentamente los ojos. Cuando los abre completamente alza un poco la cabeza y me mira mientras una sonrisa aparece en su rostro.—Buenos días, Derek.

—Buenos días, Stiles.—le digo por lo bajo sonriéndole.

—¿Te he dicho lo mucho que me gusta tu sonrisa?—cuestiona dejando un beso en mi pecho.

—Si. Muchas veces ésta semana.—le recuerdo burlón dando unas palmadas en su espalda.—Levántate que tenemos que limpiar la casa y además tengo hambre.

—Tú siempre tienes hambre.—se burla aferrándose más a mí.—¿Nos podemos quedar aquí?

—Tenemos que limpiar, Stiles.

—Laura y Cora se encargaron de eso.—musita levantando la cabeza.—Ellas dijeron que estaríamos cansados para limpiar, así que lo hicieron.

—¿Cansados de qué?—cuestiono frunciendo el ceño. Stiles sonríe divertido y suelta una risa por lo bajo.—Oh, ya lo sé.

Esas chicas necesitan ir a purificar sus mentes pervertidas, Stiles y yo no hicimos nada de eso anoche. Sí, nos besamos de una manera un poco comprometedora y tal vez salieron volando algunas prendas, al igual que debo de tener algunas marcas en el cuerpo al igual que Stiles, pero no pasó de eso.

—Tus hermanas tienen demasiada imaginación.—dice divertido sentándose en la cama. Se frota las manos por el rostro para despegar mejor y se estira cual gato, cosa que me parece un poco divertida y tierna.

—Y créeme, solo sale cuando nosotros dos estamos juntos.—imito su acción y le doy unas palmadas en la espalda.—Métete a bañar aquí, yo iré al de mi madre.

Asiente lentamente levantándose de la cama yendo a pasos torpes y lentos al baño dándome una vista perfecta de su cuerpo casi desnudo de no ser por el bóxer negro que trae puesto. Recorro su cuerpo con mi vista, deleitándome con sus lunares esparcidos por su espalda, sus abdominales levemente marcados al igual que los músculos de sus brazos y ni hablar de su retaguardia, esa redonda y respingona...

—¡Deja de estar viendo mi trasero, Hale!—canturrea Stiles con una sonrisa divertida adentrándose al baño.

—¡Imposible!—le digo por lo alto saliendo de la habitación con ropa entre mis brazos.—¿Tú qué haces ahí? Mejor dicho... ¿Ustedes qué hacen ahí?

—Absolutamente no escuchando tu platica con Stiles.—se apresura a decir Laura levantando las manos en señal de paz.—¡Lo juro!

—No te creo ni una palabra desde que tengo uso de razón, Laura.—señalo con una sonrisa al ver su cara de indignación.—¿Y tú, Cora?

—Yo estaba... verificando que... los interruptores funcionasen bien.—su mano viaja hacia el interruptor a su lado y comienza a jugar con el mismo provocando que las luces se enciendan y apaguen.—Funcionan perfectamente. No hay de qué preocuparse.

—Ustedes son las personas más mentirosas y cotillas que he conocido en mi vida.—les digo tratando de mantener un semblante serio mientras les apunto con el dedo de manera acusadora.

Me gustas... Stiles [Sterek] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora