Brandon:        

Sostengo la suave y pequeña mano de Payton para que me acompañe adentro.

No sé como logro caminar, siento todo mi cuerpo cosquillar con solo sostenerla, mi en mi época de  adolecente me sentí así, ni siquiera al conocer a Beth, con ella actúa como el hombre seguro de si mismo que soy. Pero con Payton todo es diferente.

-Bueno, esta es la sala de tatuajes y ahí a través de la puerta que está en el fondo se ingresa al bar, y como puedes ver ese gran ventanal permite que se vea hacia ambos lados- ella asiente con la cabeza y suelta mi mano para comenzar a sacar fotos.

Cuando Matt y yo empezamos con este proyecto estábamos indecisos entre abrir un bar o una tienda de tatuajes, por lo que decidimos unir los dos conceptos en uno solo.

La tienda está decorada con fotografías de famosos y los mejores tatuajes que hemos hecho.

 Al igual que un perrito la sigo por todo el local mientras toma foto tras foto. Al parecer cuando está haciendo algo que le gusta no le presta atención a nada más.

Observo a Matt sigue  hablando con el reportero, espero que lo entretenga por bastante tiempo de manera que Payton no se vaya rápido

Matt me ve y con los ojos me señala a Payton quien está viendo con detalle la foto del tatuaje de mis alas que está colgada en la pared.

-¿te gusta?- le digo acercándome demasiado a su espalda, casi que roso su oído.

-eres tu

-SI, soy yo, ¿pero cómo lo sabes?

-el día que me caí en el parque te lo vi

-con que me estuviste fichando

-bueno tienen un tatuaje bastante llamativo en tu espalda, como para que pase desapercibido- dice mientras se sienta en la silla donde realizo mis tatuajes.  Y solo puedo ver sus hermosas piernas cubiertas por unas botas que la hacen absolutamente sexy.

Me siento a su lado y me acerco a su oído- solo que  yo estaba corriendo de frente a ti, y no de espalda- ella se sonroja y eso la hace aun mas adorable.

-¡Payton! Puedes tomar fotos del bar mientras termino aquí-le grita el reportero que vino con ella, creo que el también quiere alargar la entrevista no deja de observar a Matt, y noto que este se está incomodando un poco.

-yo se lo muestro, dice Matt

-tranquilo amigo, sigue con el reportaje que yo la llevo y le muestro todo- Matt me dirige una mirada de odio mientras que Payton y yo nos ponemos de pie para ir hasta el bar.

Coloco mi mano en su cintura y la llevo hasta al fondo donde se encuentra la puerta que conecta los dos salones.

Como el caballero que soy dejo que Payton ingrese primero, las luces están apagadas por lo que no se ve nada, ella inmediatamente toma mi mano con fuerza.

-¿pasa algo?

-no me gusta la oscuridad- eso me parece de lo más tierno.

-no te preocupes encenderé las luces enseguida.

Ni bien las enciendo ella me suelta y todo rastro de temor se borra de su rostro dando paso a la sorpresa.

-esto es genial Brandon.

Y tiene razón, el lugar es genial, todo está perfectamente decorado, hay una barra en el centro del lugar en forma de circulo y a su alrededor está lleno de banquetas altas en donde la mayoría opta por sentarse para estar más cerca de los tragos. También hay un escenario en donde de vez en cuando tocan bandas. Pero por lo general  la usa Matt con su banda.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!