34.

2.6K 106 31

—Maldición, nena. Dios, te ves increíble.—  Niall mencionó mientras me miraba salir del baño de nuestra habitación causando que me sonrojara un poco y soltara una risa por su reacción exagerada.

—Niall, no. Ni siquiera estoy arreglada ni nada.

Él solo negó con la cabeza antes de hacer una señal con su mano para que me acercara a él. Sonreí mientras caminaba hacia nuestra cama en donde Niall seguía acostado.

Llegue a su lado y él tomó mi mano para acercarme más a él hasta que mi cabeza quedó sobre su hombro. Poco a poco comenzó a sentarse hasta quedar recargado en la cabecera de la cama.

—Te ves malditamente hermosa a pesar de que solo tienes una toalla alrededor de ti.— Dijo con una sonrisa pícara antes de continuar.— Pero creo que te verías aún mejor sin ella.— Y con eso, quito la toalla de mi alrededor, dejándome desnuda ante él.

Solté una risita cuando comenzó a girarse, dejándome debajo de su cuerpo.

Pronto junto sus labios con los míos en un beso profundo, se separó por un momento y quito rápidamente su playera, me dio una mirada rápida con una sonrisa altanera antes de volver a besarme, sus labios dejaron los míos y comenzaron a bajar hasta mi cuello, después pasó por mis pechos y mi abdomen y comenzó a subir de nuevo. Puse mis manos en el resorte de su bóxer y poco a poco comencé a bajarlo dejándolo también desnudo y empezando nuestra mañana de la mejor manera posible.

—¿Quieres que salgamos esta noche?— Niall preguntó mientras se ponía su chaqueta, asentí y deje un beso en su mejilla y él me miró ofendido.

—¿Qué fue eso?— Preguntó refiriéndose al beso en la mejilla. Reí y rápidamente envolví mis brazos alrededor de su cuello y lo besé.— Eso está mejor.— Él mencionó antes de juntar nuestros labios de nuevo.

—Es hora de que te vayas, amor. Se te hará tarde.— Sonreí tratando de alejarme de él quien seguía besándome por todos los lugares posibles en mi cara haciéndome reír.— ¡Niall, ya!— Dije entre risas.

—Bien.— Se separó y rápidamente volvió a acercarse a mi y dejó un beso rápido en mi boca haciéndome reír.— Adiós, nena. Te veré más tarde.

—Está bien, amor. Te amo.

—Yo más.

Niall salió por la puerta principal y lo miré sacar su celular y escribir algún mensaje mientras abría la puerta del auto.

Segundos después mi celular vibró y me encontré con un mensaje de Niall.

"Ya te extraño :("

Reí mientras pensabas lo tonto que podía llegar a ser Niall algunas veces pero aún así lo amaba.

Pronto la risa desapareció de mi cara cuando recordé lo que tenía que hacer mientras Niall no estaba en casa y de inmediato los nervios llegaron a mi. Tomé un respiro profundo antes de subir las escaleras e ir a nuestra habitación.

Me detuve frente al espejo y me miré por unos segundos, después abrí la puerta del pequeño mueble y saqué la prueba de embarazo que había comprado.

Mi periodo no había llegado desde hace dos meses y eso me hizo dudar un poco, o tal vez, demasiado, además me había estado sintiendo algo mal desde hace días e incluso algunas veces me había despertado vomitando. A pesar de eso hice todo lo posible para que Niall no se enterara.

Después de hacer la prueba regresé a la habitación y me senté en la orilla de la cama mientras esperaba por los resultados.

¿Qué si estaba embarazada? ¿Y si Niall se enojaba? ¿Todo terminaría entre nosotros después de que le dijera? Después de todo su carrera como solista estaba en el mejor momento, definitivamente no tenía tiempo para un bebé.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!