Capítulo 18

770 49 1

Una semana después...

Era un viernes lluvioso...

Un día que estaba con mi estado de ánimo.

¿Por qué me encontraba triste?

Porque mi hermano Jake a decidido mudarse con su novia, creo que lo de los dos va en serio, y estoy feliz por él.

Pero...

Desde pequeña he sido muy apegada a mis hermanos, siempre los he visto como mis superhéroes, y que uno de ellos decida irse...

Es muy complicado de afrontarlo.

Aunque yo no soy la única que se encuentra con este humor, a Cole también le afectó esta noticia; ellos por lo mismo de ser gemelos, han estado unidos desde que nacieron, creo que para ninguno de los dos es fácil afrontar esta situación.

Sé que lo seguiremos viendo, pero es distinto a estar siempre con él.

-Nos vemos en la salida Brooky- ambos besaron mi cabeza y se fueron.

Suspiré mientras caminaba hacia mi casillero.

-Hola Brook- saludó Matt a mis espaldas.

-Hola- forcé una sonrisa.

-¿Qué tal te va?- preguntó recargándose en el casillero de al lado.

-Me ha ido mejor. ¿A ti?- saque un cuaderno y cerré mi casillero.

-Ya sabes, estoy enamorado- sonrió como un tonto.

Cierto. Matt ha conseguido al amor de su vida (como él dice). Es una chica de primer año, su nombre es Ana, es una linda chica y estoy feliz de que él haya encontrado a alguien.

-No hables de pan enfrente de los pobres- bromeé y él rió.

-Tú también tienes a alguien solo que te haces la desentendida- dijo mientras empezábamos a caminar.

De nuevo con ese tema.

Todos mis amigos, incluidos mis hermanos han estado molestándome con este tema con el nombre:

Justin Drew Bieber Mallette.

Digamos que recientemente tuvo una entrevista donde le preguntaban si estaba interesado en alguien; su reacción fue que se sonrojó y dijo "tal vez" y de ahí siguió con la entrevista.
Todos ellos dedujeron que estaba hablando de mi, cosa que no lo creo porque si hubiera sido así seguiríamos hablando.

Sí, como lo oyen, desde hace más de una semana no he hablado con él. Solo una vez le llame para ver qué pasaba, pero como nunca contesto, no quise insistirle más.

-Yo no tengo a nadie, tú y los demás solo se están imaginando cosas- dije y él solo bufó.

-A veces puedes ser demasiado terca- llegamos a mi salón.

-Mejor ve con tu enamorada señor "yo lo sé todo"- golpeé levemente su brazo.

-Está bien señora gruñona- besó mi mejilla y se fue.

Entre a mi salón y encontré a Aline, quien se veía mejor que hace una semana.

-Hola- salude y me senté a su lado.

-Hola señora de Bieber- ¿ven de lo que les hablo? No se cansan de molestar.

[...]

Ya se encontraban todos mis amigos, junto con mis hermanos en la cafetería. Yo fui la última en llegar ya que se tardaron mucho en atenderme al comprarme mi comida.

Él es mí ídolo-Justin Bieber¡Lee esta historia GRATIS!