Entre sábanas 1/3

1.1K 82 11

Advertencias: puede contener contenido adulto y no apto para todo público. Esta parte de la historia no es indispensable así que pueden pasar al siguiente capítulo.

Es la primera vez que escribo este tipo de contenido así que puede ser malo, pero puedo intentarlo, ¿no? Sin más que decir espero y les guste.


Entramos al departamento y Grant me miraba de una manera diferente, ¿con deseo? No sé exactamente, no conocía esa mirada en él

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Entramos al departamento y Grant me miraba de una manera diferente, ¿con deseo? No sé exactamente, no conocía esa mirada en él.

Abrí la puerta del cuarto despacio y Grant me abrazó por la espalda. Podía sentir sus manos frías jugueteando por debajo de mi blusa. Su aliento rozaba en mi cuello y empezó a besar mi cuello y hombros.

Eché la cabeza hacia atrás y Grant subió aún más mi blusa, ahora sus manos estaban tibias y recorrían mi ropa interior.

Escuché que algo cayó al piso, giré un poco y vi su pantalón tirado.

  — Tu solo disfrútalo mi amor. — Me dijo con una voz ronca en mi oído.

Me giré para poder besarlo, posé mis manos al rededor de su cuello y el me atrajo mas cerca con un estirón de cintura que se sintió muy bien.

Los besos cada vez eran más intensos, el calor en nuestros cuerpos se empezaba a notar y la ropa estorbaba.

Grant empezó a besar mi cuello, fue bajando hasta llegar al pequeño escote de mi blusa, me miró fijamente a los ojos para comprobar si podía continuar, con una mirada aporbatoria se deshizo de esa blusa y besaba los bordes de mi brasiere.

Me recostó suavemente en la cama y se quitó su playera, podía contemplar sus mejillas enrojecidas y el grant bulto que quería salir debajo de su bóxer.

Besaba y jugueteaba con mi ropa interior, llevó sus manos a mi espalda y yo la arqué para que pudiera desabrochar el bra. Lo arrojó hacia un lado de la cama y siguió besando todo mi cuerpo, besaba desesperadamente mis senos, jugeteaba con su lengua y saboreaba cada parte.

Fue bajando con unos besos hasta llegar a mi pantalón, lo desabrochó sin perderme de vista. Grant sabía que era lo que me gustaba y sabía como volverme loca.

 Grant sabía que era lo que me gustaba y sabía como volverme loca

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Se esta prendiendo esta mierdaaaa😏❤
Comenten qué les pareció!

No eres el mismo¡Lee esta historia GRATIS!