*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

30.

3.2K 101 0

Acomodé mi cabello a la vez que me miraba en el espejo y esperaba a que ________ llegara.

Usualmente no me importaría mucho mi apariencia pero esta noche era diferente. Le pediría que fuera mi novia.

Era un pensamiento que había tenido desde hace tiempo y es que _________ era especial; ella no era como cualquier otra chica. Había tenido la oportunidad de conocerla desde hace casi año y medio y  ese tiempo fue suficiente para darme cuenta que era perfecta.

Hasta ahora y desde que nos conocimos, la relación que teníamos no era de más de un "acostón" pero debía admitir que tenía sentimientos por ella, demasiados.

Ella era lo único en lo que podía pensar.

Y siendo honesto estaba cansado de sólo verla cuando alguno de los dos quería sexo. Yo quería una relación real con ella.

El sonido del timbre hizo que regresara de mis pensamientos.

Caminé hacia la puerta y la abrí para encontrar a _________ parada luciendo completamente adorable.

—Hey.— Saludé mientras hacía una señal para que entrara.

—Hola, Niall.— Ella mencionó sonriendo y adentrándose en mi casa a la vez que se quitaba de inmediato los zapatos. Así era la relación que teníamos, nos teníamos demasiada confianza el uno al otro.

—Te ves bonita.— Dije mientras la miraba.

Su cabello castaño estaba atado en una cola de caballo alta, tenía puestos unos leggings negros que mostraban lo perfecto que era su cuerpo y una blusa blanca.

—Solo tengo esto puesto, luzco como una persona sin hogar.— Ella rió.

—No, no lo haces. De verdad te ves bien.

—Bueno, gracias.

Ella caminó hasta el sillón y se sentó para después mirarme.

—¿A qué se debió el mensaje que me enviaste?— Ella preguntó.

—Quería hablar contigo sobre algo.— Conteste mientras me sentaba a su lado.

—¿Sobre qué?

—Sobre nosotros.

Ella me miró de inmediato y por su miraba sabía que la incomodaba hablar sobre eso. Ella solía ser esa chica que siempre hacía su mayor esfuerzo para ocultar sus sentimientos. Ese era el motivo del por qué estaba tan nervioso, tenía miedo de que ella me rechazara y se negara a ser mi novia.

—¿Qué pasa con nosotros? ¿No te gusta cómo están yendo las cosas?— Ella preguntó recargando su espalda en el sillón y subiendo sus pies al mismo para después pegar sus rodillas a su pecho.

—No es eso, sí me gusta pero quiero algo más. ¿Tú no?— Pregunté moviéndome para poder mirarla de frente.

—No lo sé.— Ella contestó en un murmuró recorriendo con uno de sus dedos su rodilla.

—Todo lo que trato de decir es que quiero algo más que solo sexo.— Mencioné pasando mis manos por mi cabello.

—Oh. ¿Entonces vas a terminar esto que tenemos porque quieres una novia?— Ella preguntó mirándome y pude ver en sus ojos algo de decepción.

—No, te pedí que vinieras porque yo... quería pedirte que fueras mi novia.— Mencioné y ella me miró con una expresión confundida.

—¿Qué?

—Quiero que seas mi novia.— Repetí.— Quiero más, quiero una relación que sea más que solo sexo, quiero a alguien a quien pueda llamar mía y quiero que ese alguien seas tú.

Tenía un pequeño presentimiento de que ella no sentía lo mismo hacia mi y eso estaba haciendo que me desesperara. _______ no contestó y la miré para encontrarla jugando nerviosamente con sus dedos.

—¿No vas a decir nada?— Pregunté.

—No va a funcionar.— Ella mencionó evitando cualquier tipo de contacto visual conmigo.

—¿Y por qué no lo haría?

—Porque no.— Ella contestó volteando a verme.— Esto que tenemos no es ningún compromiso, cuando te vas de tour sabes que siempre terminas acostándote con alguien más en ese tiempo.

—Ese es el punto, ________, no quiero a nadie más, te quiero a ti.

—Niall, la distancia también se interpondrá entre nosotros. No podremos con esto.

—¿Qué te hace pensar que no voy a hacer todo lo posible para verte la mayor cantidad de veces que pueda?

—Solo mira a cualquier otra pareja, la distancia siempre es un gran factor en los rompimientos.

—Nosotros no somos ninguna de esas parejas.

Ella me miró y estudié su expresión, ella de verdad estaba pensándolo.

—No lo sé, Niall.— Ella suspiró recargando su barbilla en su rodilla.

—Escucha, ________. Desde que empezamos esto, lo que sea que tenemos en este momento, comencé a sentir cosas por ti que nunca había sentido por nadie más. Y haré todo lo posible para hacer que las cosas funcionen entre nosotros. Nada se va a interponer entre nosotros, te lo prometo.— Dije mientras tomaba su mano entre la mía.

Ella no retiró mi mano de la suya y me sentí aliviado, incluso se acercó un poco más a mi.

—¿Tú quieres esto?— Pregunté.

—Sí.— Ella susurró.

—Entonces, ¿quieres que lo intentemos y tratemos de hacer que esto funcione? ¿Quieres ser mi novia?

Ella me sorprendió cuando se acercó más a mi y junto sus labios con los míos. Puse mis manos en su cadera y ella dejó las suyas en ambos lados de mi cara. Ella se separó y sonrió.

—¿Me prometes que vamos a hacer todo lo posible para que esto funcione y también que dejarás de ver a cualquier otra chica cuando no estés aquí?

—Te lo prometo, hasta el último día de mi vida.— Contesté antes de acercarme de nuevo a ella y juntar sus labios en los míos una vez más pero esta vez en un beso más profundo.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!