Brandon:

Los compañeros de Sam estaban mas que emocionados con mi presentación, y todos estaban pidiéndome que les estampara alas negras en la espalda. Tengo que reconocer que el pecho se me inflo de orgullo al saber que él me admira, aunque solo sea al luchador que personifico.

Ahora sería el turno  de Payton, y tengo que admitir que el nombre le sienta bien, suena fuerte y sexy como la apariencia que ella proyecta, por lo cual no entiendo cómo es que se permite estar en una relación abusiva y peor aun poner en riesgo a su hija, cuando se nota que la protegería con su vida.

La Srta. Prescott anuncia el final de mi presentación y todos se vuelven a  sus asientos, la única que no se había movido era ella, creo que no piensa que soy tan genial como los demás, incluso la vi poner sus ojos en blanco cuando todos empezaron a aclamar al ángel negro, inclusive su hija.

Empiezo a retomar mi lugar y observo que en la entrada esta Beth con el agente Smith. No tengo idea alguna de porque ambos estarían aquí, pero debe ser algo importante, Beth no renuncia a sus ocho horas de sueño por nada en el mundo.

Me disculpo con la Srta. Prescott y salgo del salón para ver de qué se trata esta visita sorpresa, tal vez ya tienen los análisis de ADN, ¿o por dios, será que dio negativo, y viene a buscarlo, para alejarlo de mi lado?

Trato de sacar estos pensamientos de mi mente, pero no puedo, estoy aterrado de solo imaginar que me pueden sacar  a Sam de mi lado.

-Bebe, estas pálido- dice Beth envolviendo su brazo en mi cintura, eso me relaja un poco, extraño tanto la intimidad que teníamos antes de Sam llegara a mi vida, pero solo será cuestión de acostumbrarnos.

-no es nada, ¿Qué pasa? ¿Por qué han venido?

-Sr. Box ha surgido un inconveniente,

-¿de qué tipo de inconveniente estamos hablando?- trato de sonar sereno pero si él está aquí no puede ser nada bueno.

-esta mañana ha llamado a mi oficina una tal Srta. Ruth Rivas. Al parecer ella y Melanie Marshall la madre de Samuel eran muy buenas amigas. La Srta. Rivas se encontraba en el exterior por trabajo y se acaba de enterar de la noticia de la muerte de Melanie.

-está bien, ¿pero que tiene que ver eso con nosotros?

-ella quiere la tenencia del niño.

No puedo creer esto, a penas estoy conociendo a Samuel y estoy convencido de que es mi hijo ¿y ahora me lo quieren sacar? Esto no puede ser, y estoy más que dispuesto a luchar hasta las últimas consecuencias si intentan alejarlo de mi lado.

-¿si se demuestra que él es mi hijo, ella puede hacer eso?

-si demuestra que usted no es competente para criarlo y cuidar de él, tiene muchas chances de lograrlo en el caso de que Samuel sea  verdaderamente su hijo. Y si el ADN llega a dar negativo ella puede reclamarlo, y declararse como tutora legal de él.

-recuerde lo que le dije Sr Box, si usted cree que no está capacitado para su cuidado piense en la mejor opción para Samuel, ahora hay alguien que puede y quiere hacerse cargo de él.

Este hombre solo logra cabrearme más, ¿Por qué carajos piensa que no puedo hacerme cargo de Samuel? Llevamos poco más de una semana juntos y creo que me las estoy arreglando bien.

-¿Cuándo volverá la Srta. Rivas?

-ella volverá en un mes, tiene un contrato que la obliga a permanecer un mes más en el exterior.

-entonces tengo un mes para probar que soy competente de cuidar de él.

-si, es así. Si se comprueba su paternidad y decide quedarse con él, deberá de pasar una serie de evaluaciones para demostrar que puede cuidar de él.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!