"Siente"

15 1 1
                                                  


Todo mundo está tan ilusionado con esta cita, hasta el mismo Westly me dijo como debo vestir. "No lleves condones" fue su advertencia. Solo le tuve la confianza necesaria para golpear su antebrazo después de todo es su hermanita.

No estaba aquí por una maldita cita con la salvaje, estaba aquí porque quiero lograr lo que me he propuesto y de paso tengo el regalito con la hermanita de mi contrincante.

8pm. Esperando

Sigo esperando

Y han pasado como 40 minutos y la muy desgraciada no ha llegado.

"tendrás que regresarnos el dinero, novato" empieza con la burla Dominik

"calla esa maldita boca" le refuto

"Calmense, Misty siempre es así. Debe estar con Kyra" Westly suena despreocupado, creo que en el fondo no le gusta tanto la idea que su hermana sea Lesbiana.

Y todos volteamos hacia la ventana, la bocina de un carro estaba sonando tan fuerte afuera.

"Llegó" fueron las únicas palabras de Westly, antes de pararnos y salir por la puerta. Y era cierto, la salvaje estaba esperándome en el carro, Westly me dio un empujón en aliento a que vaya con ella, creo que a él le gustaba la idea de que su hermanita tuviera citas, reales citas.

Subí en el co-piloto y aqui estaba ella, tan ardiente como mis sueños mojados me hubiesen permitido tener en la realidad. Su cabello rubio estaba recogido en una coleta y su maquillaje no era extravagante, era tan natural pero su boca era un demonio encarcelado.

"Dame el jodido dinero" tendría que enseñarle a la salvaje

"Cuál es la urgencia?" Ignorándome empezó a encaminar el carro

"Lo tienes?" no iba a discutirle, lo saqué del bolsillo y se lo entregué. No estaba para niñerías. No me habló por un largo rato, hasta que detuvo el carro en una gasolinera, fue a comprar y regresó, tiró las cosas en la parte de atrás, y siguió a no sé dónde rayos iríamos.

Ella parecía el hombre en esta relación.

"Por fin" y sin esperar mi respuesta se giró para agarrar la bolsa de compras y salió del auto, sentándose en la parte delantera del carro.

Entonces, creo que descifré algo que ella tal vez quería, que la escucharan. Las mujeres creen que los hombres hablamos en códigos o que las entendemos por completo, sino hablan no entendemos.

Salí y la encontré con un cigarrillo en la boca. Ella volteó y puso una mano en su pecho, "me asustaste, novato"

Solo me reí amargamente, "Quieres que crea que no te diste cuenta de mi?"

Ella solo se movió un poco, dándome espacio para sentarme junto a ella, dejando salir un montón de humo por su boca, "No me importa lo que creas" sin pedirle permiso le quité el cigarro de sus dedos, lo hice tan intencional, agarré sus manos como frotándolas con las mías y eran suaves, en un breve instante pude sentir un pequeño temblor en su cuerpo, llevé el cigarro a mis labios haciendo que la salvaje se fije en mis labios donde se posicionaban, en las huellas de su labia, donde ya había dado algunas caladas.

"Porque tan salvaje de lo normal?" le devolví el cigarro, lo dudó antes de fumarlo pero lo hizo

"No importa"

"Dime"

"No importa si en realidad no te importa" y la verdad es que ella tenía razón, no me importaba solo estaba siendo curioso.

Y esta fue nuestra cita. Estar sentados encima del carro, al costado de una carretera llena de árboles totalmente vacía y solo dando caladas al cigarro. Es una de esas citas que nunca se olvidan.

[Misty]Where stories live. Discover now