Capítulo 44

1.4K 88 3

Camila POV

Caminaba con Dinah y Shay por el centro comercial hablando tranquilamente, entrando de vez en cuando en las tiendas que estaban a nuestro alrededor.

— Entonces ahora mismo Lauren esta hablando con Alexa —dijo Dinah analizándome con una media sonrisa.

— Sí, debe hablar con ella del tema —dije un poco seria.

— ¿Y no te da un poco de inseguridad o celos que este con ella? —preguntó Dinah con una ceja levantando y una sonrisa burlona.

— Sí intentas molestarme, no lo conseguirás —le dije con una sonrisa —. Confío en Lauren.

— Espero que le quede claro a Alexa que ella esta contigo —comentó Shay a mi otro lado.

— Sí, aunque entiendo que le guste mi novia —dije con un poco de arrogancia, haciendo que ella rieran.

— Ahora presumirás de Lauren porque es tu novia, dios mio, ¿qué te ha hecho? —dijo Dinah con un tono exagerado.

— Es que tiene mucho ego, que ya hasta me obliga a alabarla —dije sonriendo porque me encantaba cuando era arrogante.

Seguimos paseando todo la mañana en el centro comercial hasta que llegó la hora de comer y nos fuimos cada una a su casa.

Llegué a mi casa saludando en voz alta y mi hermana apareció bajando las escaleras y prácticamente se tiró encima de mi para abrazarme.

Fuimos al salón donde se encontraban mis padres y poco después comimos todos juntos.

Después de comer subí a mi habitación y miré mi móvil para ver si tenía un mensaje de mi novia. Me había escrito hace unas dos horas, pero no había revisado mi móvil porque sinceramente estaba molesta porque se tenía que ver con Alexa. De todas formas ella tenía que hablar con ella para dejar las cosas claras.

Lauren: Ya estoy en casa, Camz. Esta tarde voy a tu casa y hablamos.

Camila: ¿Todo bien?

Esperaba que no hubiera habido ningún problema con Alexa.

Solo tardó unos minutos en responder.

Lauren: Sí, todo bien. Más tarde voy a verte.

Camila: Vale, te espero.

Bajé a comer con mi familia y después me quedé con Sofi viendo la tv. Ella no dejaba de contarme como le iba en el colegio, además de hablarme de sus amigos. No me molestaba escucharla, era bueno pasar tiempo con ella.

Después fuimos al jardín y jugué un poco con ella hasta que llegó Lauren, enviándome un mensaje antes para avisarme de que venía en camino.

Saludó a mis padres e incluso habló un rato con ellos. Luego subimos a mi habitación para poder hablar a solas.

Cerré la puerta para que nadie nos escuchara, ni nos interrumpiera.

Me dio un largo beso en los labios para saludarme, ya que cuando le abrí la puerta y escuchar que estaban mis padres prefirió darme un beso rápido.

— Hola —dijo con una sonrisa al separarse y yo solo reí un poco.

Me senté en el borde de la cama y ella se acostó en ella. Tuve que girarme un poco para poder verla bien.

— ¿Qué tal te fue con Alexa? —pregunté directamente, quería saber que pasó.

— Bien, fue muy tranquila la conversación —dijo haciendo que me relajara sabiendo que no hubo ningún problema.

Me contó toda la conversación con ella, la cual no fue muy larga. Lauren le dijo que estaba conmigo y no pensaba estar con nadie más, y que esperaba que lo aceptará y que si así lo hacía podían ser solo amigas. Alexa acepto lo que le dijo mi novia.

— Me encantas —le dije cuando terminó de contarme todo.

Saber que Lauren solo quería estar conmigo me hacía muy feliz y me demostraba que de verdad se estaba tomando en serio nuestra relación. Todo va muy bien entre nosotros y espero que siga así.

— ¿Y a quién no? —preguntó con un tono arrogante y una sonrisa.

Le devolví la sonrisa y me senté encima de ella para después inclinarme y dejarle un suave beso en los labios.

Lauren POV

Sentí el cuerpo de Camila entre mis brazos, y abrí los ojos con lentitud para ver su rostro sereno y tranquilo.

Las sábanas tapaban nuestros cuerpos desnudos que estaban entrelazados entre sí. Camila era hermosa en todos los sentidos y no tenía duda de ello.

Me moví un poco con cuidado de no despertarla. Miré mi móvil que estaba en la mesilla de noche y vi que eran casi las nueve de la noche. Había dormido más de lo que esperaba.

Espero que nadie nos haya escuchado antes, no sabría como mirar a sus padres cuando me fuera. Aunque nos aseguramos mucho de no hacer ruido.

Unos quince minutos después mi novia despertó y sonrió abrazándome con fuerza y escodiendo su rostro en mi cuello. Nos quedamos así un rato disfrutando del momento.

Sus padres me pidieron que me quedara a cenar y no dudé en aceptar.

Ahora nos encontrábamos todos en la mesa desgastando la cena que había preparado el padre de Camila.

— ¿Qué tal te va en la Universidad, Lauren? —preguntó Sinu.

— Muy bien —respondí con una sonrisa.

— Estás en segundo año, ¿no? —dijo Alejandro y yo asentí con la cabeza —. Que bien, así si Camila tiene alguno duda podrá preguntarte a ti, ya que estáis estudiando lo mismo.

— Es verdad, no lo había pensando —dijo mirando un momento a Camila.

— Sí, le puedo preguntar cualquier duda, pero no creo que haga falta, voy muy bien —dijo utilizando un tono de suficiencia.

— Luego soy yo la arrogante —le dije un poco por lo bajo provocándole una pequeña risa.

— Me lo has pegado, Jauregui, hasta Dinah lo dice —dijo haciendo que está vez yo me riera.

Continuamos cenando al mismo tiempo que hablábamos de diversos temas con sus padres. Me alegraba conocerlos y llevarme bien con ellos, e incluso con su hermana que me parecía una versión pequeña de Camila.

Estuvimos hablando en el salón después de haber terminado de cenar, y no tardé en despedirme porque ya era hora de que me fuera a casa.

Camila me acompañó a la puerta para poder despedirnos a solas.

— Me cae bien tu familia —dije sincera.

— Tu a ellos también —dijo sonriendo.

— Lo sé —dije haciendo que pusiera los ojos en blanco.

— ¿Voy a buscar yo a las demás y después a ti? —preguntó porque mañana habíamos quedado todo el grupo para comer.

— Sí, me parece bien, siempre voy yo —dije quejándome un poco, haciendo que sonriera.

— Está bien —dijo acercándose un poco a mi —. Envíame un mensaje cuando llegues a casa.

— Lo haré —dije dándole un beso en los labios.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!