CAPITULO IX

550 106 35

"Soy feliz a su lado"

POV WOOHYUN

Había olvidado como era sentirse dormir en un como colchón, y mi pequeña lo había disfrutado, levantándose emocionada y comenzar a brincar en la cama, susurrando que tenía hambre y que le habláramos a su hámster, pero se lo había prohibido, él se podía levantar a la hora que quería, pero mi pequeña no estuvo de acuerdo, alegrándome que Sunggyu no se molestara por lo que mi pequeña hacía, ni cuando mi pequeña le pedía aquellos antojos, que me negaba a que se los compraba, pero Sunggyu decía que no importaba, comprándole todo lo que quería.

Estaba consintiendo a mi pequeña y no sabía si eso era bueno o malo, una parte de mi decía que me dejara llevar, que era mejor que Sunggyu le agradaba a mi hija, camine por todo los pasillos mientras buscaba lo que realizaría de comida, Sunggyu y Arin no sabía a donde se habían ido, hasta que llegue a la fruta, mirándolos comer fresas, me coloque atrás de ellos, dando un leve carraspeo, viendo su cuerpo tenso y girarse.

— Papa — susurro la pequeña, mire a Sunggyu con sus mejillas infladas por las fresas que se había comido, ahora entendía por qué lo llamaba hámster mi pequeña —

— ¿se puede saber que están haciendo? Hyung — llame su atención cuando le mire comerse otra fresa —

Arin lo miro y rio, para salir corriendo junto con la mano del mayor, negué divertido para tomar una caja de fresas y llevarla, era la primera vez que la miraba comer fresas, y al parecer le gustaron, me apresure alcanzar al mayor y a mi hija que me esperaban en la caja, mire a Sunggyu como entregaba su tarjeta y firmaba, indicándome que era hora de regresa.

Mire a Arin tomar su peluche que Sunggyu le había comprado, mientras él tomaba las bolsas algo livianas dejándome las más pesadas, me acerque a él, para mirarle encaminarse atrás de mi pequeña.

— Hyung, no debiste comprarle Arin todo esto — le mostré las 5 bolsas en mi mano, le mire encogerse de hombros —

— Lo siento, no pensé que te enojarías — susurro tímido, suspire al mirarle apenado — no lo volveré hacer — comento con una sonrisa de alado —

Tal vez era lo mejor, mi pequeña pronto se separaría de Sunggyu y dudo que nos volviéramos a ver, pero, por que no me gustaba esa idea, no quería alejarme de ese hyung y de su familia, pero sabía que estaba mal lo que pensaba porque jamás él se fijaría en mí.

Mire a Sunggyu correr a ayudarme y subirla al auto, diciendo que quería comprarle un vestido Arin, esperando que no se molestara, y negué, mi pequeña se lo había pedido al ver a una de niñas que se encontraban ahí con un lindo vestido y yo apenas podía comprarle ropa, mire a Sunggyu sonreí diciendo que irían de compras, mi pequeña sonriente y gritando emocionada.

Ver esa sonrisa de mi pequeña me hacía feliz, pero ¿Por cuánto tiempo?

~*~

Una vez que llegamos al centro comercial y llevar unas 4 bolsas de ropa por Arin, mire a Sunggyu ser llevado a un lado por Arin, diciendo que quería aquel vestido y diciendo que quería usarlo, mire a Sunggyu entrar con ella al vestuario y cambiarla, mientras me quedaba afuera.

— Tienen una linda hija — susurro una de las vendedoras —

— Gracias — dije sonriente mientras miraba una que otra prenda —

— Lástima que este casado con ese chico — le mire enarcando una ceja —

— ¿disculpa? — pregunte confundido—

— Como es posible que este enamorado de él — comento sin importancia, mientras me sonreía con coquetería — yo podría hacerte feliz, y sobre todo en la cama— le sonreí de alado —

— Créeme que a su lado soy feliz, y créeme que me da mejor orgasmos de lo que tú me puedes dar —

Deje la prenda para irme a esperar a Sunggyu y a mi hija, escuchando como me insultaba, simplemente la ignore para mirar a Sunggyu salir sonriente y enseñarme a mi pequeña, susurrando lo hermosa que se miraba, le mire verse en el espejo y decirme que ella siempre es hermosa.

— Dios, se parece a su padre —susurro Sunggyu, mire a la chica mirarme que no dude en tomar a Sunggyu de la cintura, mirando sus mejillas sonrojadas —

— Claro que tenía que sacar mi hermosura — le guiñe el ojo, para mirarle separarse de mi sonrojado y bufar —

— Iré a pagar —

Le mire tomar Arin y pagar, dándole más bolsas, negué para seguirlos y susurrando que era mejor irnos, antes de que mi pequeña dejara pobre a mi hyung, le mire reír y negar diciendo que no importaba, abordamos el auto para irnos a su departamento, teníamos poco para preparar la comida, mi hyung llevando las cosas de Arin en su habitación.

Dándome cuenta de porque le había comprado todo eso, y era para hacerse notar que era la habitación de la pequeña, deje salir un suspiro para comenzar a preparar la comida, Sunggyu acercándome ayudar, mientras que mi pequeña miraba televisión.

— Solo nos falta esto y terminamos hyung — susurre, mirándole asentir —

Escuchando a los segundos el timbre, se quitó el mandil para ir abrir y escuchar las voces de su familia, el grito de mi pequeña llamando a su abuela falsa, aquello provocando en que pensara bien las cosas, mi pequeña se estaba encariñando con la familia de mi novio falso, mire a Sunggyu acercarse y mirarme nervioso.

— ¿pasa algo? — pregunte, mire como comenzaba a jugar con sus manos y mirarme nervioso—

Me acerque a él para tomar sus manos y levantar su rostro cuando sus ojos me esquivaban.

— Sunggyu — llame en un susurro —

— Mi madre... ella — le mire morder su labio —

— ¡PAPA! — grito mi pequeña para mirarle entrar con una muñeca — mira lo que me ha dado mi abuela —me mostro la muñeca — y me ha traído muchos más mira —

Me tomo de la mano para llevarme hasta la sala y mirar los regalos, eran demasiados, mire a Sunggyu como agachaba su rostro, esto se estaba saliendo de control, Arin sufriría mucho una vez que me vaya de la casa de Sunggyu, por que hoy sería la última vez que lo miraría y no quería aquello, no quería irme de su lado ¿Por qué? Aun no lo sabía, pero estaba feliz a su lado. 

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!