Capítulo 23 (II)

1.4K 93 10

Sigue narrando Niall.

Sabía que era hora de parar. Había los estado todo este tiempo besándonos y yo, como cualquier hombre, tenía la cordura al igual que un perro hambriento y un trozo de carne. Podía olvidar en un santiamén el problema que ella tenia y hacerle el amor allí mismo, sobre mi escritorio o en el sillón que ella usaba todos los lunes cuando ella venía.

Me separé y nuestros labios hicieron un gracioso sonido al despegarse. Ella estaba con los ojos cerrados y una pequeña sonrisa. Sus labios estaban dos veces más rojo que de costumbre y sus mejillas ligeramente coloradas. Su cabello, que ahora tenia pequeñas mechas de cabello salidas de su perfecta coleta.

Una perfecta cara que decía acabo-de-follar, aunque eso es todos lo contrario, no podía negar que me gustaría despertar a su lado algún día y ver aquella cara.

-¿Por qué estas despeinada? -pregunté divertido. Aniquilando aquel incómodo silencio que nos invadía. Ella rió y miró  su reflejo en la ventana. Peinaba aquellos fugitivos cabellos, quedando exactamente igual que ciando llegó.

-Quizás por que tú me acariciabas el cabello, y por el momento, subió un poco la temperatura ¿no crees? -bromeó y solo pude asentir.

Si tan solo supiera que eso en realidad había sucedido, pero ella era tan inocente, y eso era una de las cosas que más me gustaban. Su completa inocencia, aquella inocencia que no se veía en todas partes, en todas las chicas. Y eso era más que un problema, in privilegio.

-¿Por qué me miras así? -preguntó en un susurro. Pasé una mano por mi cabello al darme cuenta de que por segunda vez, me había quedando mirándole como un estúpido. Al igual que ella en este momento.

Me había divertido el saber que aquello era una debilidad para las mujeres y solía hacerlo frecuentemente. Además, que me encantaba aquella cara que ponía _____; al igual a la que bebía tener yo en este momento.

-Es que te ves divertida -se escapó de mi boca. Ella frunció el ceño y me regañe por idiota.

"Te vez divertida" ¿realmente eso era lo mejor que tenía que decir? Su rostro de confusión me dio risa, pero la ahogue, su cara era divertida. Pero esa no era la repuesta correcta. Ella se veía preciosa, y eso era lo que yo miraba de ella, su belleza.

Pero no podía decirlo.

-Pues, si eso es un cumplido. Tu también te ves divertida -dijo, elevando la barbilla. Reí y me incliné.

-Bueno, gracias, es un honor que usted también me encuentre divertido -digo riendo, ella niega con la cabeza y yo retroceso a sentarme.

Viendo claramente la decepción en sus ojos. Sabiendo ella muy bien que nuestra "sesión de besos locos" había terminado. Aunque ninguno de los dos lo quisiera.

...
Otro capítulo girls, ¿qué les parece la historia hasta ahora?
Directioner13963.

Virgen a los 25 (nh)¡Lee esta historia GRATIS!