5.

2.9K 451 123
                                          

Esos dos días fueron eternos para Liam, pero en especial para Theo.

El castaño no tenía a nadie que le preguntara por un lápiz, extrañaba reírse en clases gracias al ojo-azul.

Gracias a Mason, Theo se enteró de que el día siguiente estaba de cumpleaños Liam, así qué pasó a una tienda y compró una caja de lápices.

Los metió a su mochila, decidido de que mañana si Liam le preguntaba por un lápiz, el le daría la caja de lápices.

La mañana pasó rápido y nadie sabía del cumpleaños de Liam, el cual ya había perdido los dos lápices que había metido en su mochila, y los perdió antes de que le tocará clase con el Coach.

—Buenos días mocosos inútiles, hoy día escribirán un poema, es lo único que harán— Dijo el Coach— Saquen una maldita hoja de sus cuadernos y escriban lo que se les venga a la mente, que la inspiración les llegue por primera vez en la vida.

Theo ni siquiera podía escribir un poema, estaba preocupado, Liam aún no le pedía un lápiz.

Pero se emociono apenas sintió un leve golpe en su hombro.

—¿Que necesitas, Liam?— Pregunta Theo.

—¿Préstame goma?— Preguntó Liam, quien se extrañó al ver la cara confundida de Theo.

—¿Tienes lápiz?— Pregunta Theo confundido.

—No, pero tampoco goma así que préstame— Dice Liam.

Theo sigue confundido.

—¿No necesitas lápiz?— Pregunta Theo extrañado de la situación.

—Las veces que te pedí lápiz no me dist...— El oji-azul no termina la oración ya que una caja de lápices le golpea la caja.

—Feliz cumpleaños— Dice Theo y le tira otra caja en la cara a Liam.

¿Préstame un lápiz? | Thiam Donde viven las historias. Descúbrelo ahora