C22

34.2K 3.3K 717

—No te preocupes por eso —Contestó

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

—No te preocupes por eso —Contestó. Caminó con dificultad y se sentó.

Me senté a su lado mientras que Bernard se sentó frente a nosotros ¿Jaxon donde estaba? Ni idea.

—Debemos armar una historia justo en este momento y para eso necesito que me digas toda la verdad —Le dijo Bernard mirándolo directamente a los ojos. Sacó un cuadernillo de su maletín y comenzó a escribir.

—Sólo prométeme que no dejaras que entre a prisión —Pidió Caín.

—No te puedo prometer eso, sólo te puedo prometer que haré todo lo que esté a mi alcance para que no vayas ahí.

—Con eso es suficiente —Respiró Caín.

—Te escucho.

—Había unos tipos que secuestraron a Dante Winstone, mi mejor amigo y primo de Cailín —Comencé. —Resulta que al principio no sabía quiénes eran. Ian, Jaxon y yo estábamos detrás de ellos y en el proceso llegamos a casa de Mike, que trabaja para la persona que me odia que la verdad no tengo idea quien es, estuvimos hablando, amenazándolo, hasta que finalmente decidió ayudarnos. Luego llegó otro tipo llamado Peter, que no quería ayudarnos para nada y tuvimos que asesinarlo.

— ¿Tuvimos?

—Todos estuvimos ahí ¿No?

—Pero tú no lo asesinaste según la versión de Mike.

—Fue Jaxon, pero no mandaré a la prisión a mi amigo por eso, Bernard.

—Continúa.

—Jaxon le disparó, nos deshicimos del cuerpo sin dejar rastro y Mike continuó ayudándonos. Nos dio el paradero de Dante y fuimos hasta ahí, esos dos tipos lo tenían en muy mal estado. De pronto una balacera comenzó, sacamos a nuestro amigo de ahí totalmente inconsciente y lo subimos al auto, pero cuando nos íbamos, Ian recibió una bala en su espalda, no duró demasiado... —La voz de Caín se cortó y luego aclaró su garganta. —Ian falleció unos minutos después.

— ¿Dónde estaban los hermanos Cooper esta vez?

—Dentro de la casa, quiero decir, uno de ellos le disparó y ambos sonreían sarcásticos por haberlo hecho. ¿Sabes lo que es perder a tu hermano, Bernard? ¿Frente a tus ojos? Mi hermano falleció ahí por una bala que no merecía, la ira se apoderó de mí y me cegué. Me devolví a dispararles y luego los lancé al río.

— ¿Qué?

—Lo que has oído.

—Esto es muy grave, Caín.

—Tú estás aquí para defenderme, Bernard.

—Lo sé, pero pensé que no los habías asesinado.

Ellos se mantuvieron unos minutos en silencio. Bernard escribía en su libreta y luego comenzó a trazar líneas pensando, supongo, en la historia que armaría detrás de todo esto. Caín me miraba de reojo, mientras yo acariciaba su pierna. Yo era la persona a quien menos le importaba todo lo que había hecho Caín.

DECADENTES © #2¡Lee esta historia GRATIS!