18.

2.1K 102 10

Estaba recostada en la cama mirando televisión cuando Niall colapsó a mi lado. Él acaba de salir de una ducha y su cabello estaba mojado, se recostó en la cama y recargó su cabeza sobre mi vientre.

—Niall, estás demasiado mojado, estás mojando mi blusa.— Mencioné.

—Lo siento, nena.— Contestó estirándose un poco y tomando una almohada, lo puso sobre mi estómago y volvió a acostarse para después enfocarse en su celular.

Me entretuve pasando mis manos por su cabello.

—Hueles demasiado bien.— Dije alcanzando a percibir el olor de su cabello.

—Síp, eso es lo que usualmente pasa cuando la gente se baña, ________.— Contestó con una sonrisa burlona.

—Es solo que tú hueles a coco.

—Hmm, eso es raro.

—¿Utilizaste mi champú?— Pregunté mirándolo.

Niall volvió su mirada a su teléfono.

—Nah.

—Creo que lo hiciste, hueles un montón como mi champú.

Él levantó la mirada hacia mi y sonrió.

—Está bien, lo hice. Es solo que no encontré nada de mis cosas de baño en la ducha y todo está lleno con las tuyas, así que sí, huelo como chica ahora.

—Está bien, Niall.— Solté una risa.

—También utilicé tu acondicionador, necesito comprar uno igual para mí, dejó mi cabello realmente suave.— Niall mencionó pasando una mano sobre su cabello, haciéndonos reír a ambos.

De repente Niall se sentó sobre el colchón y me miró.

—Amor, escucha. He estado pensando-

—Wow.— Lo interrumpí, bromeando un poco.

—No, en serio. He estado pensando sobre nosotros y... creo que deberíamos dar el siguiente paso y ya sabes, vivir juntos.— Mencionó rascando su nuca con nerviosismo y mirándose completamente adorable.

—¿Hablas en serio?

—Sí, quiero decir, si tú también quieres. Además la mayoría de tus cosas ya están aquí; tu ropa está por todo mi closet y el baño está lleno de tus cosas también. Realmente me encantaría que quisieras vivir conmigo.— Terminó haciéndome sonreír de inmediato.

—Aw, Niall. Eso es muy dulce, amor. Por supuesto que me encantaría vivir contigo.— Me acerqué a él y dejé un beso en sus labios.

Nos separamos después de unos segundos y Niall continuó hablando.

—Oh, y también utilice tu rastrillo.— Soltó una risa.

—Bien, aquí es donde tengo que poner una línea.— Bromeé haciéndolo reír de nuevo.

Volvió a recostarse sobre la almohada que yacía sobre mi y un par de días después pasamos mis cosas de mi departamento al suyo para vivir oficialmente juntos.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!