Drei

10 1 0

Arcadia, Capital de Génova

Los guardias iban de un lado a otro verificando la seguridad mientras en el ala sur del castillo habilitada como hospital eran atendidos los heridos, en todo el reino la vigilancia fue puesta al nivel máximo y la gente se encerró en sus casas por temor. La reina Katherine ordenó traer refuerzos desde Nápoles, para iniciar la caza de los responsables del atentado a la familia real durante el desfile conmemorativo. En el estudio del rey el collar de Eleanor yacía sobre uno de los escritorios mientras los príncipes, el consejo y los generales debatían en una primera sesión sobre el origen del ataque, sin poder identificar al enemigo ya que contaban con muy pocas pistas. Desde la última guerra no nacía alguien que pudiera manipular magia naturalmente por lo cual los últimos, llamados najnoviji, eran considerados muy valiosos.

Su principal objetivo era trazar un plan para recuperar a la princesa de Hypatia sana y salva, la segunda sesión se centró en analizar cómo pudieron entrar sin ser detectados por la seguridad, la nigromancia era algo que no se mencionaba desde siglos atrás por su inconmensurable riesgo al usarla. El príncipe de Navarra, presentó una estrategia para reforzar las murallas y barreras con un nivel de magia superior. De toda la estirpe del rey el único ausente fue el duque de Beryl, Ezra, su falta fue notoria y severamente criticada por los asistentes.

Los consejeros pedían la creación de una unidad especializada para prevenir atentados y evitar mayores tensiones políticas y militares. A petición del rey se llamó con urgencia a Xavier Bulgákov, el único mago de Génova que sobrevivió a la Gran guerra del Egeo, se encontraba recolectando plantas medicinales con su ayudante cuando sucedió el ataque. Aquel intenso combate de antaño le había dejado como secuela la pérdida de la vista en su ojo izquierdo, a sus casi 50 años, junto a los otros tres hechiceros sobrevivientes fueron un ultimátum para todos los reinos años atrás. El Soberano celestial les otorgaría el indulto a los terrenales siempre y cuando no volviesen a desafiarle. Y él siempre supo que alguien arrastraría a la sentencia al resto sólo por la ambición del poder, ahora sólo le quedaba esperar que la llave aún permaneciera a salvo, nadie sería rival para aquel poder una vez fuese liberado.

En la casa real Norwich-Rossini sólo dos de sus descendientes nacieron con habilidad para la magia mucho antes de la guerra, Octavia era uno de ellos y aunque entrenó bajo la guía de Xavier, su aptitud era baja y del tipo defensa. El que un humano tuviese esos dones era considerado un milagro de los dioses al no ser algo común, alguna vez llegaron a ser poco más de cien antes de la guerra y el hecho de que el Soberano celestial acabara con casi todos era un enigma que sólo los najnoviji conocían.

Charlotte y Boris estaban a cargo de la atención médica, aquel asalto había dejado varias decenas de lesionados entre nobles, soldados y plebeyos. Jacob von River, almirante a cargo de la segunda división naval de ambos reinos, opinaba que las tropas terrestres eran insuficientes en caso de conflicto y que debería aumentarse el reclutamiento lo más pronto posible. El príncipe Felipe, duque de Baviera y cuarto en la línea de sucesión al trono de Génova por detrás de sus sobrinos los príncipes de Navarra; había tenido una corta pero brillante carrera militar a su paso por la caballería real. Como buen estratega mantenía firme su decisión de que lo mejor y más necesario era reforzar y mejorar el equipamiento de todo: desde la marina, la infantería, la artillería y la caballería.

En la gran guerra del Egeo iniciada por Nóvgorod y Varsovia, Génova de Balcanes y Nápoles había tomado posición neutral, pero otros reinos menores se vieron involucrados por las presiones que ambos contrincantes ejercieron sobre ellos. Las batallas no parecían tener fin y durante poco más de dos años algunos shifters combatieron al lado de los humanos como aliados, hasta que la traición al Sacro Imperio de Naucratis dio pie a la batalla final en una ciudad llamada Dion. En la última noche Althea e Istros, capitales del Imperio de Nóvgorod y del Emirato de Varsovia ardieron hasta los cimientos. Aún después de quince años, el verdadero motivo por el que todo había iniciado se consideraba perdido entre las cenizas. Los cambia formas se tornaron hostiles contra los humanos y rompieron los pocos lazos que tenían, aislándose en sus territorios, todo aquel que intentara ingresar era asesinado.

Secretos de Familia: El dragón carmesí (Hiatus)¡Lee esta historia GRATIS!