Cap 1: No todo es color de rosas.

1.2K 110 17

Nota:Hola espero que les guste esta novela (Y que no sigan molesto por lo de un omega no tan omega) Y la disfruten, esta si les prometo que no les daré mucha sorpresa y tratare de que termine bien, antes de empezar les quiero dar gracias a @Kunayala7v7r por hacerme la portada anoche muy rápido, te mando besos y abrazos...

Mi vida no es tan bueno o mejor dicho no es para nada bueno. Me crié con padres que solo me tuvieron por un gran error, nunca fui querido ni aceptado por ellos, lo que se lo aprendí por mí mismo; me entrené para poder aprender a leer, escribir e incluso hablar y aunque mis primeras palabras fueron mamá, nunca he experimentado una…

Me prepare como todos las mañana para ir a la universidad, hace ya un año me aceptaron en la universidad de california y fue un gran logro, que celebre yo solo y aunque me desanimo, al mismo tiempo me hizo apreciar el valor de la soledad (Aunque eso no me guste mucho) termine de arreglarme y salí de un pequeño departamento en donde vivimos mis padres y yo, los cual trabajan casi todo el día. Camine hacia la parada del autobús me coloque un abrigo ya que estaba haciendo mucho frío.

Me encuentro contento, ya que él es el mes de Diciembre, la universidad la voy a acabar y he estado reuniendo para por fin tener una cena navideña perfecta, ya que sencillamente nunca he tenido uno. Llegue a clases y me fui directo a mi salón, los chicos comenzaban a entrar y yo les sonreí a cada uno de ellos. La gente dice que forme un mal hábito al sonreír todo el tiempo y aunque yo no lo veo así, ellos lo crean, mi familia es un desastre y para ser sincero, sé que sonará rudo, pero ellos nunca me desearon, nunca se ocuparon de mí, todo lo tuve que hacer solo y sí ahora sonrió en vez de llevar, lo hago para no sentir esa profunda tristeza que se encuentra bajo mi ser…

+***********+

Después de terminar clases salí del salón y fui a la cafetería, me compre algo de comer con el dinero que gano en un establecimiento de comida rápida y me fui a sentar al lado de mis dos mejores amigos, Carla, una chica que vino desde Francia a ser una gran estrella en U.S.A pero lo único (Que por alguna razón) consigue pequeños papeles de muerta en programas de policía, y también está Cameron, un viejo y querido amigo de la infancia que está viendo comunicación al igual y sinceramente lo considero mi hermano. Me acerqué a ellos y les sonreí amablemente como todo el tiempo.

––Hola—ellos voltearon a verme y Camero me hizo un lado para sentarme junto a él, enfrente de Carla.

— ¿Qué hay, Andrew?—Me saludaron los dos muy animados.

—¿Por qué tan alegres? —Les pregunté sorprendido, ya que a esta hora de la mañana, por lo menos Carla se debe de quejar por tener otro papel de muerte.

—Carla, le dieron un papel, pero esta vez no es de muerta—sinceramente, eso me sorprendió. Esta vez le regale una sonrisa sincera a Carla.

— ¡Eso es grandioso! ¡Te felicito!—Ella se le coloco un poco, como si fuera un tomate y eso me pareció algo lindo.

—Gracias…gracias también por apoyarme siempre y por estar ahí, cuando de verdad los necesito…

—No hay de que, para eso están los amigos….

Les dijimos Cameron y yo, al unísono. Los tres somos como los 3 mosqueteros sin el lema “Todos para uno y uno para todos” ya que nosotros estamos claro, de que si tenemos que huir lo haremos fácilmente. A los tres se nos fue el tiempo rápido como todas las mañanas, mire a Cameron y le sonreí.

—Es hora de ir a clases—él asintió y se levantó.

—Nos vemos Carla, te escribo más tarde para ver cómo salió tu papel de muerta —ellas nos dio un abrazo a cada uno y nos fuimos, cada uno por su lado.

Tal vez... No sea tan malo estar contigo.¡Lee esta historia GRATIS!