Capitulo: 1 {Conociéndolo}

25 1 0

Prov: Magnus

-Te dije que me pagaras lo que me debías- dije enojado mirando al tipo enfrente mio, que temblaba cual perro abandonado.

-Dame un mes más por favor- dijo y yo le pegue una patada

TE DI TRES MALDITOS AÑOS HIJO DE PUTA AHORA LA PAGARAS!- grite con odio, y apunte mi arma a su cabeza- adiós- susurre y sonreí y le dispare haciendo que su cuerpo cayera al suelo, sin vida- encárguense de él, quémenlo o no se que, hagan lo que quieran pero no quiero nada de evidencias entendieron- les dije a mis dos compañeros y ellos asintieron. Guarde mi arma y me subí a mi moto, y partí rumbo al colegio.

-Hola Jack- le salude y el me miro mal, apenas cuando baje de la moto- Que paso?- dije sonriendo inocentemente.

-Eso es sangre?- pregunta señalando mi jeans y si tenia una gota de sangre- Que hiciste?- pregunta serio.

-Tenia un asunto que resolver- dije restando le importancia.

-Cuando sera el día que que dejes de hacer estas cosas- dijo y yo sonríe triste.

-Cuando la sociedad cambie, y ya no existan los pobres ni ricos, cuando todos seamos por igual- dije y agarre mi mochila y me fui al salón. Me senté al lado de Andrew suspirando y el me pregunto que hice.

-Si ya mate a alguien ya que tenia una deuda- el me miro con decepción- lo siento Andrew una vez que te metes en esto no podes salir, es mi decisión hacer estas cosas- dije y el se callo.

Me puse a dibujar en mi cuaderno, una de mis pasiones era el dibujo, se me daba bastante bien, empece a trazar suaves lineas en la hoja, y me deje llevar, al terminar me di cuenta que era una persona, el mismo niño mimado que vi hoy con Gonsalez en su colegio, arranque la hoja y la tire en mi mochila, es imposible que le dibujara a el.

-Magnus estas bien?- me pregunto Andrew y yo asentí- resolviste el tema de el chico Martines?- volvió a preguntar.

-Fui a su colegio, lo amenace y listo- sonreí victorioso al recordar esa mirada de miedo del muy idiota.

-Por que haces esto?- me pregunto ya que ya habíamos salido de clase y nos dirigíamos a la cafetería.

-Mira es mi vida, ya esta casi hecha yo decide ser narcotraficante sabes que más- sonreí, sabiendo que se iba a molestar- futuro jefe de la mafia- el me miro molesto.

-No tienes que hacerlo- dijo y yo asentí.

-Vuelvo a repetirlo es mi vida- dije ya molesto- tu eres mi amigo pero no te metas en cosas que no te incumbe- me fui de ahí, salí del colegio importándome una mierda si habían clases mas tarde, solo quería ir a mi lugar secreto, bueno no tan secreto, ya que es una playa.

Prov: Alec

-Mira haremos esto, yo pagare lo que le debes a tu amiguito y se termino todo- el me abrazo.

-Gracias, gracias- susurro y yo negué.

-No hay de que- dije y me pare del sofá de mi casa, ya que nos habíamos escapado del colegio.

-¿quieres ir a la playa?- le pregunte pero el negó.

-Tengo que ir a donde mi madre- dijo y se despidió de mi.

Yo suspire, salí y me marche a la parada para tomar el bus que me dejaba justo en frente de la playa.

Cuando por fin llegue, me baje y mire a mi alrededor, no había nadie solo un chico sentado en la arena, viendo a la nada.

Me acerque a ese chico pero al darme cuenta de quien era, quise salir corriendo.

-No me tengas miedo... Alec- dijo y yo le mire sorprendido como sabe mi nombre.

© Almas Perdidas. {Malec}Donde viven las historias. Descúbrelo ahora