Capitulo: 9 {Debe ser un Secreto}

15 1 0

Prov: Magnus.

Hoy llevare a Alec a la feria, ya que hace 1 semana no hemos salido y quiero pasar tiempo con él. 

-Mira te daré el dinero, pero solo porque se trata de Alec - me dijo Andrew dándome la plata que había ganada ayer en un carrera ilegal. 

-Es mi plata y hago lo que quiero- le dije y el negó.

-No porque ahí esta, el dinero para la comida, para la escuela, para ayudarme a pagar la casa! Aunque sea vieja y fea, tu vives aquí y lo harás!- yo asentí suspirando, en total tenia razón. 

-Ya me voy- dije saliendo de la casa. 

Tome mi moto, y me fui directo a la casa de mi chico.

Prov: Alec.

Estoy por vomitar de los nervios, no quiero que Magnus me diga algo que sabe que no se podrá.

Tocaron la puerta y me fui corriendo a abrirla. 

Al abrir me quede embobado viendo su cuerpo entero. 

Vestía con unas botas negras, unos jeans grises rotos en las rodillas, remera blanca y su chaqueta de cuero. 

-Una foto duraría más- sonrió y yo me sonroje.

-Hola- le di un beso en sus labios y el me sonrió. 

-Hola niño rico- yo lo mire mal y el soltó una risita

-Vamos ya- dijo agarrándome de la mano, yo cerré mi casa con llave y fuimos hacia la moto, el me dio su casco y se subió. 

Yo le seguí y me monte en la moto, agarrándome de su cintura y nos dirigimos hacia la Feria.

Al llegar salí corriendo como un pequeño de 5 años, sentí una risa detrás mio haciendo sonreír más de lo que ya sonreía. 

Me acerque a donde venden los boletos y espere a Magnus. 

Pidió los boletos y él los pago, ya que no quería dejar que yo pagara el mio. 

-¿A que quieres subirte primero?- pregunto y yo señale la caseta del terror. 

La fila estaba corta, así que no esperamos tanto.

-Dame tu mano- susurre al ver la entrada de metal toda llena de pintura roja simulando la sangre. 

Pegue un salto cuando una moto sierra sonó en el interior acompañada de una risa de un niño. 

-No te separes Magnus, por favor- dije abrazándome a él, cuando ya nos entrabamos adentro. 

La luz era tipo murado con negro, y era roja en las habitaciones donde estaban los personajes.

Minutos después. 

-¡Madre mía y de todos los santos!- grite corriendo hacia afuera, al igual que Magnus. 

Pero sabia que Magnus corría solo por que, no tenia opción, ya que nada le causo miedo. 

-Estas temblando- dijo Magnus y luego se empezó a reír. 

-¡Ey no te burles!- le golpee su cabeza.

-Au eso dolió- dijo haciendo un puchero y yo lo mire con ternura. +

-¡Vamos a más juegos!- dije llevándolo hacia la montaña rusa. 

Así estuvimos toda la tarde en juego y otro juego.

Encima ahora tenia un panda gigante entre mis brazos, ya que Magnus me lo había ganado en un juego de tirar las latas. 

-Esto es más grande que yo- me queje ya que no tenia ganas de llevarlo.

-Es grande pero es igual de tierno que tu- me dijo haciendo mis mejillas arder. 

-Vamos a la Rueda de la fortuna- dije y el asintió agarro mi mano, pero sentí miradas de asco y rápidamente me separe, el me miro y suspiro. 

Hicimos fila para entrar a la Rueda de la fortuna, llego nuestro turno y subimos. 

Empezamos a movernos lentamente y cuando estábamos en la cima, la rueda se detuvo por unos minutos.

-Alec.. quiero preguntarte algo- dijo Magnus mirándome seriamente -pues.. yo bueno, yo no te amo, pero si te quiero y mucho, pero se que con el tiempo aprenderé a amarte, y por eso quisiera saber- yo lo mire sonrojado -¿Me harías el honor de ser mi novio?- yo le quede mirando. 

-Si claro que si- dije alegre, pero mi cara cambio cuando veía que me quería besar, lo detuve y el me miro confundido.

Prov: Magnus.

-¿Que pasa?- pregunte y el miro a todos lados. 

-No quiero que nadie se entere de esto- sentí como mi sonrisa se borraba de mi cara. 

-Claro.. ¿pero si yo fuera un tipo con dinero no dirías lo mismo no?- dije y el miro para otro lado. 

-No me pueden ver tan cariñoso contigo, ¿sabes lo que dirán? El pobre y el rico, que raro- sentí mi corazón doler.

-Entiendo- le dije- seremos novios a escondidas y cuando no sea si, nos trataremos como amigos- el asintió feliz, dolía tener que hacer eso, le di una sonrisa falsa- no pasa nada, lo entiendo perfectamente- dije y la rueda se empezó a mover. 

《No la verdad que no te entiendo, no entiendo como podes vivir de las opiniones de los demás, la verdad que no lo entiendo, duele saber que solo para la gente seré tu amigo y no poder que te quiero》.

Pense y mire a Alec, juro que no entiendo como lo haces. 

-Vamos ya es tarde- le dije al bajarnos del juego, caminamos y vi como le costaba caminar con el enorme panda, lo tome y lo lleve yo.

-Ey peluche el es mio- susurro y yo reí.

Fuimos hacia la moto y le volví a dar el panda, subí y luego el, le puse el casco ya que no podía por el peluche, cuando ya estábamos acomodados, nos dirigimos hacia su casa. 

Cuando estábamos llegando a su casa el grita un Para.

Frene de golpe la moto y el se bajo.

-Están mis padres- susurro y yo vi el auto negro de ellos- mi padre no te conoce físicamente pero sabe cosas de ti, me tengo que ir, chao- dijo dándose la vuelta, lo agarre del brazo y lo atraje hacia mi- Por favor no, aléjate- me dijo empujándome- Hay gente que nos pueden ver- yo se Ángel- susurre, viéndolo entrar a su casa.

Tome mi moto y me fui a la casa de Andrew. 

Vi una camioneta negra que me venia siguiendo, acelere y doble por un callejón, la camioneta siguió de largo, y yo espere unos minutos para salir de vuelta. 

Acelere la moto lo más que pude, me pase los semáforos en rojo, casi atropello a gente pero no me importaba, solo quería llegar lo antes posible. 

Llegue a la casa y guarde mi moto, tome mi celular.

-Hol...- Andrew entraba a la sala, mientras yo cerraba la puerta, esperando que me atienda Don

- Que pas..- le hice una señal para que se callara y se callo. 

Llamada

-Jefe que pas...- dijo Don al atenderme. 

-Están de vuelta- dije frió y cortante. 

-¡Maldita sea!- susurro.

-Mañana en la casa abandonada, tienen que estar Todos- dije y le corte. 

Fin de la llamada. 

-¿Quien esta de vuelta?- pregunto Andrew 

-El padre de Marco y sus perros falderos- dije y el me se puso pálido -El muy Hijo de Perra de su hijo lo llamo y están acá- suspire -eso significa... que abra problemas y eso dice solo una palabra, Uno de los dos muertos- dije serio

Espero que no involucren a Alec en esto....


© Almas Perdidas. {Malec}Donde viven las historias. Descúbrelo ahora