07.

3.3K 131 14

Esta es la segunda parte del imagina anterior. :)
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

"Hey, soy yo. Realmente quisiera que contestaras mis llamadas, quiero hablar contigo, fui un estúpido y lo siento, solo por favor llámame cuando escuches esto, por favor."

Suspiré mientras borraba el mensaje de voz número 100 de Niall.

—¿Él de nuevo?— Ana preguntó.

Asentí a la vez que revisaba y borraba todos sus mensajes.

—¿Por qué no hablas con él? Parece que está realmente arrepentido.

—Me engañó, sigo lastimada.— Expliqué.

—Lo sé, pero también sé que lo sigues amando. Has estado como un zombie viviente desde hace casi 4 semanas.

Ella tenía razón, aún lo amaba, más que a nada en el mundo. Pero lo que había hecho realmente me había dolido. Simplemente no sabía si podría volver a confiar en él.

—Es solo que tengo miedo, no quiero pasar por lo mismo de nuevo, es algo horrible.— Murmuré mientras miraba a mi mejor amiga quien estaba sentada en la cama.

—Mira ________, sé que lo que hizo estuvo mal, pero terminaste con él hace casi un mes. Creo que si realmente quisiera estar con esa maldita, no estaría llamándote todos los días ni mandándote mensajes. Al contrario, estaría con ella. ¿Por qué no hablas con él? No estoy diciendo que olvides todo lo que pasó ni tampoco estoy defendiéndolo, solo dale una oportunidad para que hable.

Suspiré mientras pensaba en lo que Ana acababa de decir. No sabía si él había dejado de tener contacto con esa chica, aunque supongo que por lo que dijo Ana, sí lo había hecho y eso de alguna manera me hacia sentir mejor.

—Supongo que tienes razón.

—Por supuesto que la tengo, ahora ve y consigue de vuelta a tu hombre.— Soltó una risa.

Me levanté del suelo en donde estaba sentada y caminé hacia ella para darle un pequeño abrazo. Me deseó suerte y tomé mi bolso para ir directo a la casa de Niall.

Mientras conducía, todo tipo de pensamiento cruzaban por mi mente. ¿Qué si le daba otra oportunidad y volvía a hacer lo mismo? Siendo honesta no sabía si podría soportarlo de nuevo. Pero, ¿qué tal que no le daba otra oportunidad y me perdía el tener una vida a su lado? Realmente lo extrañaba. Su risa, sus chistes malos, su sonrisa, sus ojos azules, la manera en la que solía despertarme llenándome de besos. Lo extrañaba, realmente lo hacía. A pesar de que los últimos meses a su lado habían sido un completo infierno, habían sido meses en los que apenas y hablaba conmigo, ni siquiera me besaba o me tocaba, era como si fuera una desconocida para él, pero tal vez todavía podríamos reparar todo y hacer que esta vez valga la pena.

Estacioné mi auto junto al suyo y traté de pensar qué iba a decirle. Bajé del auto y caminé hacia la puerta principal. Tomé un respiro hondo y finalmente toqué la puerta. Me quedé ahí parada pensando si estaba haciendo lo correcto o no.

Escuché pasos del otro lado de la puerta y segundos después fue abierta por Niall. Me miró sorprendido pero con una sonrisa pequeña en su cara.

—Hey.— Saludó, no estando seguro de cómo iba a reaccionar.

—Hola.— Contesté.

—¿Quieres pasar?

Asentí haciendo que se hiciera aún lado para que pudiera pasar.

—Escucha, vine para que digas lo que tengas que decir y dejes de llenarme de mensajes y llamadas.— Declaré quedándome parada en medio de la sala.

Él hizo una señal para que me sentara en el sillón, y lo hice. Niall se veía nervioso mientras se preparaba para comenzar a hablar. Tomó un respiro hondo y me miró una vez que se sentó en el otro sillón.

—Yo... Quiero empezar diciendo que lo siento muchísimo. Lo siento por lastimarte, ________. Nunca fue mi intención hacerlo. Fui un idiota, un completo imbécil. No voy a darte un montón de excusas estúpidas tratando de explicarte por qué hice lo que hice. Todo lo que voy a decir es que soy un idiota. Un completo idiota por pensar que una chica random podría compararse contigo, ni siquiera sé qué es lo que estaba pensando. ¿Por decir qué ella estaba para mí? Eso es estúpido, fui demasiado estúpido por no darme cuenta que tenía a la chica más espectacular del mundo esperando por mi en casa. Tú siempre estuviste para mí sin importar qué. Cuando sea que te necesitaba, estabas allí al instante. Y yo no puedo decir lo mismo de mi. Fui un novio de mierda, ________. No te merezco, tú te mereces a alguien que te trate de la mejor manera posible en el mundo y yo no lo hice estos últimos meses, no te culpo si no quieres intentarlo de nuevo pero te juro que voy a recompensártelo todos los días por el resto de mi vida. Estas últimas semanas han sido un maldito infierno sin ti aquí conmigo, te amo muchísimo, por favor créelo cuando te lo digo.

Terminó, limpié las lágrimas que estaban en mis mejillas y miré a Niall, nunca lo había visto así de afectado por algo. Sabía que cada palabra que salió de su boca la decía en serio.

Baje la mirada y la enfoqué en mis manos mientras jugaba un poco con ellas.

—Realmente me lastimaste.— Mencioné mirándolo de nuevo.

—Lo sé y lo siento muchísimo, no sé cuántas veces tenga que decirlo pero de verdad lo hago, quisiera poder regresar el tiempo y no hacer nada de lo hice.

—También tengo que decir que te he extrañado demasiado, lo creas o no es como si estuvieras impregnado en mi.

Niall soltó una risa, realmente había extrañado ese sonido.

—Quiero que estemos juntos, así que voy a darte otra oportunidad, pero si haces esto de nuevo, te juro Niall, que me iré de aquí en un parpadeo y esta vez será para siempre.

—Te juro que nunca más volverá a pasar, nunca más volveré a lastimarte de ninguna manera.

Sonreí y Niall se levantó de su lugar en el sillón y se acercó a mi, tomó mi mano haciendo que me pusiera de pie y de inmediato sus brazos de envolvieron a mi alrededor, me abrazó demasiado fuerte, como nunca lo había hecho y escondió su cara entre mi cuello y mi hombro, después puso sus dos manos alrededor de mi cara y me besó como no lo había hecho desde hace tiempo, envolví mis brazos alrededor de su cuello y lo acerqué a mi. Los besos de ese chico eran otra cosa que había extrañado.

Nos separamos y recargó su frente sobre la mía.

—Te amo tan malditamente demasiado.— Murmuró sin separar su frente y cerró los ojos.

—Yo también te amo.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!