02.

4.1K 183 19

Era un día normal en casa, me encargaba de limpiar mientras Niall estaba en el estudio haciendo algunas cosas, nunca me decía exactamente qué era lo que haría, siempre decía que debía esperar junto a las fans, pues quería que fuera una sorpresa.

Estaba acomodando alguna ropa cuando mi celular comenzó a sonar, era Niall.

—Hola, bebé.— Contesté.

—Hey, nena. ¿Qué estás haciendo?— Su acento grueso preguntó a través del teléfono.

—Solo estoy acomodando una ropa.

—Bueno, deja eso. Ven al estudio e iremos a comer los dos juntos.

—¿Cuándo? ¿Ahora?

—Sí, solo ven.

—Está bien, me arreglo súper rápido y salgo para allá.

—Bien, aquí te espero, amor. Conduce con cuidado, te amo.

—También te amo.

La llamada terminó y comencé a arreglarme lo más rápido que pude. Una vez lista emprendí camino hacia el estudio.

Seguí las direcciones que Niall me había mandado por WhatsApp y eventualmente encontré el estudio. No estaba segura si era el lugar correcto hasta que reconocí la Range Rover de Niall estacionada. Estacioné mi auto justo al lado del de Niall y caminé hacia la puerta principal del lugar. Entré y había una chica rubia sentada frente a un escritorio, supongo que era la secretaria.

—Disculpa.— Mencioné y la chica levantó la cabeza de la computadora para mirarme y sonreír.

—Sí, ¿cómo puedo ayudarte?— Preguntó amablemente.

—Me preguntaba si podrías decirme en dónde puedo encontrar a Niall.

Una vez que terminé la oración, la chica me vio como si fuera idiota. Negó con la cabeza antes de contestar.

—Lo siento, no puedo darte esa información.

—Soy ________, su novia.— Mencioné tratando de que me creyera.

—¿Sabes la cantidad de chicas que vienen cada día diciendo que son novias de Niall? Puedo asegurarte que son muchas.

—Entiendo, pero yo soy su novia realmente.

—Por supuesto, cariño. Estoy segura que lo eres.— Contestó con sarcasmo.

No contesté pero saqué mi celular y busqué el número de Niall, lo llamé y le hice una señal a la chica de que esperara un momento, ella me miró con una sonrisa burlona, una sonrisa que solo me provocaba querer golpearla.

—Hey, amor.— Niall contestó.

—Hola, Niall. Amor ya estoy aquí pero la chica aquí en el escritorio simplemente no me va a dejar pasar.

—Oh, olvidé decirle que vendrías, mandaré a alguien por ti.

—Está bien. Gracias.

Colgué la llamada y guarde mi celular en mi bolso, miré a la rubia y sonreí.

—Va a mandar a alguien.

—Oh, está bien.— Me volvió a dar una de sus sonrisas de altanería.

Apenas tenía 2 minutos de conocer a esta mujer y simplemente no me caía bien. Un par de minutos después, miré a Basil, el guardaespaldas de Niall a través de la puerta de cristal, puso una tarjeta en la ranura de la puerta haciendo que se abriera. La chica miró a Basil y se paró de inmediato, como si fuera el jefe o algo.

—Hola, Basil.— Mencioné mientras me acercaba a él.

—Hola, ________. Está bien, Stacey, ella está aquí por Niall.— Mencionó hacia la chica rubia.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!