♡babysitter♡

5.9K 313 278

Donde Harry termina siendo niñero de Louis por una curiosa situación.

O

Donde Louis piensa que su niñero parece un gatito.

♡♡♡♡♡♡♡♡

"Mamá, esto es simplemente ridículo."

"Ya he dicho algo y eso será lo que haremos." Abrió uno de sus cajones, mientras tiraba ropa por todos lados, estaba realmente apurada "Troy, amor, ¿haz visto mi blusa roja con botones negros?" Gritó muy fuerte y Louis colocó las manos en sus orejas.

"Mamá, en serio yo..." trató de hablar pero fue cortado por otro grito, esta vez por parte de su padre.

"No la he visto querida pero si no te apresuras perderemos el vuelo." Jay suspiró.

"Bueno parece que tendré que irme sin mi blusa favorita." Dijo para si misma.

"Mamá, ¿me puedes escuchar?" Louis estaba perdiendo la paciencia. ¿Por qué sus padres nunca lo escuchaban? Siempre estaban tan metidos en el trabajo que apenas tenían tiempo para él, y no se quejaba, realmente prefería esto a que estuvieran extremadamente metidos en su vida, pero aún así habían ocasiones en las que era desesperante.

"No hay nada que escuchar, estoy realmente apurada, y esos dos destrozos que hiciste cuando salimos de viaje me han demostrado que no podemos confiar en ti" jay le dio un beso en la cabeza en forma de despedida y añadió "no hay discusión, la niñera se queda." Talvez sí se había pasado un poco con la última fiesta que hizo cuando sus padres se fueron a España, pero aún así esto era ridículo.

"Tengo 19 putos años" Replicó.

"Exactamente hijo, tienes 19 años y no puedes cuidarte por ti mismo." Louis soltó un bufido "ahora vamos, que te tienes que despedir de tu padre." Él oji-azul volvió a rodar los ojos por tercera vez en el día y asintió.

♡♡♡

"Cuídate amor" este dio una falsa sonrisa "vendremos en 4 días, la niñera vendrá en unas horas ¿bien?"

"Bien" dijo en un gruñido. Jay volvió a besar en la nuca a su hijo "te espero en el carro amor" Habló para su esposo y salió de la casa.

Troy solo se acerco a su hijo para poder despedirse una vez más.

"Escucha hijo... no lo tomes como una niñera, tómalo como una persona que vigilará que no destruyas la casa ¿sí?" Le dio unas palmaditas en la espalda en forma reconfortante  "además no es una vieja amargada, Gemma tiene 27 años" tomo un respiro "Cuídate, te quiero" Dicho esto se separó de Louis, agarró lo que quedaba de maletas y se fue.

27 años. Bien no era tan malo ahora. Sí la chica estaba guapa y las cosas salían bien, talvez podrían follar, e incluso podría hasta hacer otra fiesta solo para molestar a sus padres, era algo ridículo hacerlo solo por ese motivo pero Louis no era la persona más madura del mundo.

Hace unos minutos solo quería que a la anciana que lo cuidaría le diera un paro cardíaco y no apareciera por su casa, pero al saber que no se trataba de una persona de tercera edad, sentía mucha curiosidad de las cosas que pudieran pasar. Talvez estos días no serían tan malos después de todo.

Entonces ahí estaba viendo una película, solo con un bóxer puesto, esperando a que aquella chica llegase, aunque él era mucho más joven que ella (y eso podría restarle puntos) estaba seguro de que lograría su objetivo y la tendría comiendo de la palma de su mano. Como había logrado con casi todas las chicas de su universidad.

Y el timbre sonó, por un momento pensó que sería una buena idea ponerse algún pantalón, pero considerándolo mejor, sería divertido ver la reacción de su niñera.

Eighty and hour and the radio loud.¡Lee esta historia GRATIS!