Capitulo 3

59 3 1

Narra Alex
Al llegar a casa tire mi mochila en el sofá de la sala de estar.
-Mamá!!- al no escuchar respuesta asumí que ella no estaba, como siempre.

Subí las escaleras asía mi cuarto, al entrar no calcule bien mi fuerza al cerrar la puerta y esta sono tan fuerte que me sobresalte. Me lance a la cama y fije mi mirada en un punto del techo, la plática de las maestras pasaba por mi menté una y otra vez, la verdad a mi nunca me importo lo que los demás pensaban de mi, pero jamás había escuchado acerca de cómo me veían los demás. Suspire con irritación y empecé a cantar una canción que siempre repito cuando no puedo dejar de pensar en algo.
- pepito fue a china, para ver como era china y todo era china, palo palito china...- después de cantar mi canción baje las escaleras y tome mi mochila, la abrí y empecé a hacer la tarea que me habían asignado. Cuando termine de resolver operaciones de mi libro de matemáticas metí mi libro en mi mochila. La pansa me empezó a rugir, fui a la cocina, había un plato tapado con una servilleta y una nota, la tomé y leí en voz alta:

Alex, estoy en el trabajo y llegare a finales del mes, lo siento pero trabajo para que comamos, así que no se le puede hacer nada, espero disfrutes la comida que prepare, te ama tu mamá.

 Quite la servilleta, era sushy, hice una mueca de asco, mi mamá no sabia cocinar y la comida olía a podrido. tire la comida a la basura y fui al directorio a pedir una pizza. Me tire al sofá y prendí la tele para ver Netflix. Ya casi terminaba la serie de "flower boy shop ramen", me faltaban como 4 capítulos, quince minutos después mi celular empezó a sonar, Darren, conteste pero primero le puse pausa a la serie.

-que quieres?- trate de sonar tranquila, pero como osaba interrumpir mi serie coreana?

-uy perdón! es mal momento?- Darren no dejo que le contestara y siguió hablando- no importa, voy para allá en 20 minutos. 

Estaba a punto de contestarle una negativa pero el colgó, suspire frustrada y sonó el timbre, fui a la puerta y al abrirla vi a el repartidor de pizza, era un señor como de 30 años, me entrego la pizza y yo le pague. puse la pizza sobre la mesa del comedor, 20 minutos después, como Darren había prometido, entro a mi casa sin ni siquiera preguntar, yo tenia una llave de repuesto debajo de la alfombra y lamentablemente Darren, Brenda y Camila lo sabían, habeces entraban a mi casa incluso cuando no estaba. 

-pásale estas en tu casa- mi voz sarcástica hiso que el riera, pero yo lo mire con severidad- si te quedas tendrás que ver mis series coreanas- hiso cara de horror y yo sonreí.

- de acuerdo... pero dame pizza- dicho eso corrió al comedor y se llevo la caja de pizza para después echarse al sillón, apreté los labios con irritación y fui a sentarme junto a el.

-porque viniste?- Darren me miro fijamente y con la boca llena de pizza dijo

-que no soy bienvenido?- lo mire con una ceja alzada- vale, vale, me quede en casa solo, mi hermano se fue al cine con su novia y mis padres están en Canadá, estoy aburrido y por eso me quedare a dormir aquí- me sonrió y se metió otro gran trozo de pizza a la boca. 

Me encojó de hombros, no era la primera vez que se quedaba a dormir en mi casa y sabia que no sera la ultima.

-te traeré unas sabanas para que duermas en el sillón- salí disparada a las escaleras y del armario saque unas sabanas de color azul, al bajar vi que solo quedaban tres pedazos de pizza. 

-que paso ya te llenaste?, pero casi no comiste nada- Darren se rió de mi comentario sarcástico. 

- no quiero dejarte sin cena- me sonrió y dio unas palmadas en el sillón para que me sentara junto a el, eso hice y le entregué las sabanas, Darren me sonrió.

No Juzgues Un Libro Por Su Portada¡Lee esta historia GRATIS!